lunes, 3 de diciembre de 2012

Bilbao Basket 83 Assignia Manresa 63: Las trampas están para no caer en ellas

Bilbao Basket afrontaba el encuentro frente al Manresa como una peligrosa trampa que podía hacer que los Hombres de Negro perdiesen la buena senda. Los manresanos llegaban a Miribilla tras lograr la pasada jornada su primer triunfo en ACB y eso podía haber hecho que la moral de los catalanes estuviese por las nubes. Por eso, y por la acumulación de partidos que lleva el BB en las últimas semanas, el del Manresa podía ser un escollo complicado. Pero nada más lejos de la realidad y Bilbao Basket arrasó a su rival desde el primer momento y logró un triunfo por 83-63 que le sitúa tercero en la tabla.

Instantes antes del inicio del encuentro, se guardó un minuto de silencio en memoria de Maialen Molina, jugadora de Bidegintza de 21 años que el pasado miércoles fallecía en Zalla en un desgraciado accidente de tráfico. Cuando el balón se puso en el aire, los de Katsikaris quisieron dejar claro quién mandaría en el encuentro y, con Hervelle como actor principal -13 puntos, 8 rebotes y 26 de valoración de los que 14 hizo en el primer cuarto- Bilbao Basket trituró a Manresa con un parcial de 19-7 que marcaría el partido de principio a fin. Los manresanos se rehicieron y encontraron en el triple el recurso perfecto para frenar a los locales. Así las cosas, con Yanev y Arco acertados por fuera y Asselin imponiendo su ley en la pintura, los del Bagès lograron ponerse a cinco puntos en los primeros compases del segundo cuarto (26-21). Eran momentos en los que podía temblar el pulso al BB y no lo hizo, Moerman cogió el toro por los cuernos y lideró a su equipo en ataque para que los de Katsikaris volviesen a alejarse en el luminoso (38-26). Aun así, Manresa daría otro aviso y con Arteaga y De Vries como estiletes volvieron a ponerse a cinco puntos (38-33). Fue su último acercamiento serio. Grimau con una canasta a pocos segundos para llegar al descanso empezó a incrementar la distancia (43-35).

 Moerman volvía a jugar en ACB tras 5 jornadas lesionado y rindió muy bien. Fotos: ACB Photo

En la reanudación, tal y como ocurriera el miércoles frente al Lukoil, llegó el momento Kostas. El alero griego volvió a vestirse de anotador compulsivo, anotó tres triples y con Hamilton de compañero de travesuras, dinamitó el partido totalmente. Poco pudieron hacer los De Vries, Arteaga, Paulsson, Asselin y compañía ante tal caudal ofensivo y se vieron en un visto y no visto 15 abajo, (60-45). Pero los Hombres de Negro no pararon ahí y siguieron abriendo brecha. Así las cosas, con una canasta de Moerman, lograban la máxima renta del partido (72-50) a ocho minutos para el final del encuentro. No le quedaba historia al partido, la octava victoria estaba en el zurrón y solo quedaba que los jugadores en pleno proceso de adaptación como Pilepic aprovecharan sus minutos. El croata lo hizo a las mil maravillas y un dos más uno suyo cerró el partido dejándolo con el 83-63 final. Gran victoria, sin sufrimiento y repartiendo los minutos y los esfuerzos. Ahora toca ir a Podgorica a asegurar el primer puesto del grupo en la Eurocup. Esa será la próxima batalla, que tendrá lugar el miércoles a partir de las 18.30 horas.


No hay comentarios: