lunes, 28 de marzo de 2011

BBB 85 Granada 68: Chris y Jackson dan espectáculo


Tras tres partidos consecutivos fuera de casa, el BB volvía a jugar en Miribilla. El rival no era otro que el Granada, un equipo que venía a Bilbao herido de muerte y que, por la sensación que dio, tiene toda la pinta de caer al pozo de la LEB tras siete temporadas consecutivas en ACB -las mismas que nosotros-. En un partido en el que los nuestros jugaron que el freno de mano echado, el Granada no fue rival en absoluto y la victoria no peligró en ningún momento. Todo ello, gracias en gran parte por el gran partido de la pareja Warren-Jackson.

El partido comenzó con la tónica de lo que iba a ser, el BB sin hacer nada del otro mundo sacaba varios cuerpos de ventaja, y en ataque las referencias serían Warren y Jackson. Con cinco puntos de cada uno de nuestros americanos y cuatro de Mumbrú, llegó la primera ventaja considerable en el marcador pasados tan sólo cinco minutos (14-4). A partir de ahí, solo el buen trabajo de Samb por el Granada impidió que el BB se fuese con más renta al final del primer cuarto (21-11).

En el segundo cuarto Samb continuó con su buena actuación pero no era suficiente para que el Granada se acercase en el marcador. Lo más que se acercaron los nazaríes en el luminoso fue a ocho puntos (25-17). En cuanto el BB veía el mínimo aprieto en el partido aparecían Warren y Jackson para frenar cualquier conato de reacción del Granada, sobre todo el primero, que llegó al descanso con 14 puntos en su casillero (37-26).
Jackson junto a Warren dieron espectáculo al partido

El partido estaba siendo aburrido y malo, solo Warren y Jackson le daban otra dimensión a un choque en el que la debilidad del rival permitía jugar con tres marchas menos. Tras el descanso la cosa no varió. El BB al tran-tran mantenía su renta ante un Granada impotente y sin recursos, con mucha fe, pero sin nada sobre lo que cimentar la remontada. Un triple de Guerra a finales del tercer cuarto podía dar esperanzas a los nazaríes (48-41), pero nada más lejos de la realidad. Despertó al BB de las grandes ocasiones. Dos triples consecutivos de Kostas fueron el primer aviso para llevarnos al último cuarto trece arriba (54-41).

Guerra luchó por meter a su equipo en el partido

Granada hizo su último acto de fe y otro triple de Guerra lideraba un parcial de 2-8 que ponía a los de Curro Segura a ocho puntos (56-48). A partir de ahí fue un monólogo, Warren con un triple inició el festival, Jackson y Kostas siguieron los pasos de Chris y con otros dos triples elevaron la diferencia a 17 (65-48). Hervelle se unió al festival con seis puntos seguidos y Jackson y Kostas volvieron a atinar desde 6,75 para elevar la ventaja a 26 (77-51) y dejar un parcial de 21-3 que reventaba el partido. A partir de ahí, se volvió a reducir marchas y Granada aprovechó la tesitura para maquillar el resultado y acabar 85-68 un partido en el que no hubo rival. Todo lo contrario de lo que va a ocurrir en el Palau Blaugrana contra el Barça, un Mihura de cuidado.

lunes, 7 de marzo de 2011

BBB 92 GBC 86: Jackson decide en la vuelta del gran capitán


Era un partido esperado, marcado a rojo en el calendario por dos razones; Primero por la vuelta de Javi a la que sigue siendo su casa y, segundo por ser un derbi. El choque no defraudó y si algo tuvo fue emoción y suspense. Jackson a falta de una décima y en una rocambolesca jugada ejerció de improvisado Salgado y metió un triple que nos mandaba a la prórroga. Salvó los muebles y, a partir de ahí, apareció Mumbrú para acabar con un GBC en el que Baron quiso hacer la vida imposible a su amigo Aaron.

El partido comenzó con la mejor versión del BB, juego alegre, rápido...Todo marchaba de cine y Aaron Jackson en esos escenarios se mueve como pez en el agua. Con él y Pollo como líderes y Mumbrú y Warren -tremendo mate de Chris- como secundarios de lujo, el marcador reflejaba un cómodo 20-6 a falta de tres minutos para acabar el primer cuarto. Un triple de Pollo -que con los 21 puntos de ayer se sitúa a tan solo dos puntos de ser el máximo anotador del BB en ACB- nos daba la máxima ventaja, 23-8.Una renta que quedó en trece puntos gracias al primer zarpazo de Baron.

Las cosas marchaban bien, parecía que el partido sería cómodo... Nada de eso, los donostiarras despertaron y los nuestros se durmieron y, poco a poco, Baron y Lorbek se fueron entonando, mientras el BB solo encontraba fluidez en ataque gracias a la pareja Hervelle-Sonseca. El angelino yankee de nuestros vecinos ya estaba on fire y era difícil pararlo, empezó a enchufar como si no hubiera mañana y la renta bajó rápidamente. En un visto y no visto veíamos cómo los de Pablo Laso se iban al descanso solo tres puntos abajo, 40-37. Mención especial merece el cambio que hizo Laso a falta de una décima para que acabase el segundo cuarto: ¿Qué pasó por la cabeza de ese hombre en ese momento? No lo sabemos, pero a buen seguro fue algo muy extraño.

Javi jugó un buen partido en su regreso a Bilbao

"Ya hemos tenido el pajarón de todos los partidos", pensaron algunos. Pero no, lo peor estaba por llegar. Es cierto que tras el descanso salimos enchufados. Pollo con un dos más uno ante Doblas empezaba a despejar el camino que siguieron Mumbrú y Mavro. Nos íbamos diez arriba (49-39), tranquilidad. Ahí apareció Javitxu en todo su esplendor, nos enchufó un triple y se hizo el amo y señor del ritmo del partido. Se jugaba como el GBC quería y eso, pese a los esfuerzos de Pollo, se tradujó en remontada donostiarra. Baron con otro triple ponía por delante por primera vez a Gipuzkoa (53-54) y Javi otra vez letal desde 6,75 empezaba a meternos el miedo en el cuerpo. Baron con tres tiros libres y una canasta de Miralles hacían del miedo auténtico terror (54-62). Jackson con una canasta nos daba un respiro y la técnica señalada a Salgado nos daba vida cuando parecíamos tocados.

En los primeros compases del último cuarto, Kostas se echó el equipo a la espalda y con seis puntos casi consecutivos, lideraba un parcial de 8-2 que dejaba el partido empate a 64. Un triple de Jackson nos volvió a dar ventaja pero Miralles hacía lo propio para empatar. Aaron o Baron, uno de los dos parecía que decidirían el derbi. Baron pegó primero, pero la respuesta de Jackson fue firme. Triple y 70-69. Pero nadie contaba con Lorbek de actor secundario y el esloveno con un triple y dos tiros libres ponía el partido muy de cara para el GBC. Quedaban seis segundos y los de Laso ganaban 73-76. Vasileidis recibe, finta a Baron, tira de tres y no toca ni aro, tras una gran melé, el balón llega a Jackson, que arma el tiro desde muy abajo y el balón entra. Miribilla enloqueció y a los seguidores del GBC esta historia les sonaba. Miraron a la cancha y vieron que Javi llevaba su camiseta, comprendían aún menos lo ocurrido.

Mumbrú apareció en la prórroga para destrozar al GBC

La prórroga fue otra historia bien diferente, los nuestros estaban crecidos y los donostiarras se lamían las heridas antes aún de sonar la bocina. Mumbrú apareció y con tres triples dejó la angustia anterior en un gran susto. 92-86,el triunfo se quedaba en casa y toca seguir luchando por entrar en la zona noble de la tabla.