domingo, 27 de febrero de 2011

Penya 76 BBB 80: A-Jax y Blums nos llevan a Larry Montana


Larry Montana existe, si ya lo vimos el pasado domingo frente a Pucela, hoy se ha constatado que, a domicilio, también está cumpliendo su función. Hoy, este Jeckill y Mr. Hyde constante que es el BB ha comenzado el partido de forma desastrosa hasta ir perdiendo de 17 puntos en el minuto 12 del encuentro. A partir de ahí, el trabajo de equipo liderado por Blums y Jackson han hecho que se consiguiese un triunfo que roza lo heróico y que es importantísimo de cara a meterse en los playoffs. Esta victoria toca hacerla buena venciendo a Gipuzkoa en el derbi del próximo domingo, en lo que será la vuelta de Javitxu a Bilbao.

El partido ha comenzado con cuatro puntos consecutivos de Mavro que nos daban la primera ventaja en el encuentro. Pero todo esto ha sido un mero espejismo, Hosley con dos triples creaba la primera ventaja significativa para la Penya (13-8). El partido estaba siendo un correcalles y, mientras el Joventut se encontraba cómodo, los nuestros acumulaban errores que se traducían en pérdidas que los catalanes aprovechaban. Solo dos contraataques de Blums y Mumbrú hicieron que la ventaja no creciese en primera instancia (17-12). Llegó el verdadero atasco general, pasar de los doce puntos llegó a parecer una quimera. Los nervios empezaban a atenazar a los nuestros y los de Pepu lo aprovecharon para irse al final del primer cuarto con diez puntos de ventaja (22-12).

Pero esa no fue la peor noticia del cuarto, en la última jugada del periodo, Mumbrú pidió una clara falta que había recibido. No se sabe en qué formas, no se conoce lo que dijo, ni lo que hizo, es algo que quedará entre Álex y Pérez Pérez, pero lo que es constatable es que Mumbrú fue descalificados por dos técnicas en la misma jugada.

Mumbrú aplaude irónicamente a los gritos de "Pesetero"

Para empezar el segundo cuarto, cuatro tiros libres de los que Pere Tomás solo aprovechó tres. Hosley y McDonald, también desde la línea de personal elevaban la diferencia a 17 puntos (29-12) y todo ello en doce minutos de juego. El partido tenía todos los ingredientes para acabar en una paliza de escándalo. La cosa estaba muy larri y apareció Larry... ¡¡Montana!! Jackson con un triple inició el camino hacia el triunfo, Kostas y Blums le secundaron y en poco más de dos minutos y medio la diferencia ya bajaba de los diez (33-24). Aún quedaba mucho por remar pero la cosa pintaba mejor. Jackson y Kostas siguieron a lo suyo y seguían acercándonos en el luminoso. Pollo y Warren con un triple sobre la bocina culminaban la aparición de Larry Montana y nos íbamos al descanso empatados a 38. Parecía mentira pero después de todo lo que había ocurrido seguíamos vivitos y coleando.

Tras el descanso llegaron las primeras ventajas en el marcador de los nuestros con Pollo y Warren como protagonistas (40-44). Pero volvió a ocurrir lo que pasó contra el Real Madrid o el Baskonia en Copa. En las posesiones en las que puedes da un golpe de efecto al encuentro... Fallamos. Eso lo aprovechó la Penya, que con un triple de Jordi Trías se volvía a poner por delante (48-46). Pero Pollo, demostró que ya se está recuperando de esos problemas que le tanto le han lastrado durante los últimos tiempos y con cuatrto puntos consecutivos nos hacía irnos al último cuarto tres arriba (50-53).

Blums completó un gran partido

El relevo anotador de Pollo lo tomó Janis, que, con dos triplazos y una bandeja elevaba la diferencia a cinco puntos (56-61). Parecía ponerse de cara el partido, pero quizá el miedo a ganar o el cansancio pasaron factura durante algunos minutos y la Penya con cinco puntos de Robinson y un triple de Franch, lo aprovechó para meternos un parcial de 10-2 que ponía el encuentro 66-63 a falta de cuatro minutos. Pero A-Jax no había dicho la última palabra, apareció en el momento más decisivo. Dos triples suyos y el gran trabajo de Hervelle volvían a darnos vida y nos acercaban al triunfo (69-73). Un robo del propio Jackson fue el principio del fin. La Penya tuvo que aferrarse a la opción de que los nuestros fallasen en un carrusel de tiros libres, pero no fue así y Kostas con dos lanzamientos desde la línea de personal para dejar el marcador final 76-80. Creemos en Larry Montana y tenemos motivos para hacerlo.