sábado, 24 de diciembre de 2011

BB 77 Baskonia 72: Al Top 16 por la puerta grande... ¡¡Tiembla Maccabi!!


Señoras y señores, niños y niñas, aquellos que el pasado jueves chillaron como hooligans y también los que se lo tomaron con algo más de sosiego, dejen de rascarse los ojos, miren la clasificación de la Euroliga fijamente y vayan tarareando el Bilbotion porque seguirá sonando en el Top 16. Algo que el día 7 de diciembre parecía imposible, cuando Gianluca Basile nos metía sobre la bocina un triple, un auténtico gancho de izquierda que parecía dejar K.O. al BB en la máxima competición continental. Nada más lejos de la realidad. Los más grandes son los que, tras caer, tienen las agallas de levantarse y acabar con el contrario. Y este equipo es muy grande, sacó del dolor orgullo y tumbó al Fenerbahce en Turquía primero, y al Baskonia en Miribilla después por 77-72, haciendo historia y metiéndose en el Top 16 y dejando fuera de esa ronda a los Joxean Boys. Un golpe duro para ellos, tanto que Querejeta reconoció horas después "no haber pegado ojo" tras la eliminación.

En todo ello, tuvo un papel estelar un equipo con una confianza y unas ganas tremendas y una afición que hizo del Bilbao Arena un auténtico infierno. Desde la presentación hasta la bocina final, cualquier toma de contacto con el partido de algún jugador o entrenador baskonista, era convertida en un mar de gritos y silbídos. Lo contrario con los Hombres de Negro, gradas en pie, gritos, aplausos... La cuestión de entrar en el TOP 16 era cosa de todos y así fue, Igor con su pancarta de "Tau no pasará" acertó de pleno y, a buen seguro, en Gasteiz pidieron "Lambrusco para Dusko" y que así olvidase las penas.

La pancarta fue una premonición y el Baskonia se quedó en el camino

El partido fue durísimo, ante un rival muy experimentado en estos duelos a vida o muerte y a competir en ambientes hostiles. Por ello, en los primeros compases del encuentro, fueron los baskonistas quienes llevaron la voz cantante. Dos triples de Nemanja Bjelica ponían el partido 11-16, mala pinta tenía el tema. Poco duró tal aspecto, Blums con un triple nos insuflaba aire y Jackson empezó a tomarle el contacto al partido. De esta manera, se llegó al final del primer cuarto con empate a 20.

Fue en el segundo cuarto cuando comenzó el despegue de los nuestros gracias al trabajo coral, la segunda unidad funcionó y con los Mavro, Hervelle y Kostas en pista fuimos adquiriendo ventajas de entre tres y cuatro puntos. Dusko Ivanovic se ponía más nervioso de la cuenta y se escudaba en protestas exageradas, pero permitidas por unos arbitros que le tienen tanto respeto, que, con tal de pitarle una técnica más que merecida, se pasaron el reglamento por el Arco del Triunfo y se la pitaron al ¡¡Director Técnico!! gasteiztarra. No desaprovechamos la ocasión y nos fuimos nueve arriba (40-31), diferencia que redujó Prigioni con un triple sobre la bocina para dejar la venta en seis al descanso (40-34).

Cada canasta se celebró como si fuese la última

Tras el descanso, tocó castigar al Baskonia a golpe de triple. Blums con dos canastas desde más allá de 6,75 abrió la lata y se sumaron Mumbrú y Hervelle con un triple cada uno. La consecuencia fue demoledora, a falta de tres minutos para que finalizase el tercer cuarto ganábamos de doce (56-44). Pero todavía quedaba mucho por luchar, el Baskonia estaba herido, San Emeterio desaparecido y Teletovic desacertado, pero podían despertar. Solo lo hizo el Baskonia como equipo de la mano de Prigioni. Redujeron distancias al final del tercer cuarto y se pusieron a seis puntos (58-52).

Quedaban diez minutos a vida a muerte entre ambos y Miribilla ardía, llegaba la hora de los valientes. De nuestro bando hubo unos cuantos que se alistaron a dar un paso al frente. Sobre todo nuestro capitán, Marko Banic que hizo un partido sencillamente acojonante, y dejó a Teletovic a la altura del betún en el duelo de capitanes. A falta de dos minutos, el partido (y nuestros corazones) estaban en un puño, con el 69-66. Teletovic cogió el balón a tres metros del aro, lanzó y su tiro ni tocó aro. Marko, en la siguiente jugada hizo leña del árbol caído. No le tembló el pulso, cogió el balón y encaró al bosnio, con velocidad se aproximó al aro, posteó y reculó armando un tiro que entró limpio. En la siguiente jugada Teletovic sacó un dos más uno a Marko, el bosnio falló el tiro libre dejando el partido 71-68. En el último minuto el Baskonia tuvo la opción de empatar el partido, pero fallaron.

La celebración posterior fue de las buenas y tuvo espíritu navideño

Después a Kostas y Blums no les tembló el pulso desde el tiro libre para certificar una clasificación histórica y heróica para el Top 16. Mientras nosotros lo celebrábamos, en Tel Aviv maldecían su suerte y solo pensaban en evitar el choque frente a frente, en no jugar el verdadero partido de rivalidad, el Bilbao Basket-Maccabi. Big Sofo, te retamos en Gescrap!! Ojalá el próximo miércoles el bombo nos cruce y hagamos el sueño realidad.

sábado, 19 de noviembre de 2011

¡¡Vente con la Piña a Fuenlabrada por 25 euros!!

¡TRASLADEMOS EL EFECTO MIRIBILLA A FUENLABRADA!

La Piña Marko Banic ofrece la posibilidad de asistir el próximo 3 de diciembre al partido entre Fuenlabrada y Gescrap Bizkaia por 25 euros (viaje+ entrada).

·Los interesados en el viaje pueden informarse en la dirección de correo electrónico pina.marko.banic@gmail.com o en los números de teléfono 659 131 006 (Borja) o 652 751 910 (Miguel)

·La salida tendrá lugar a las 09.30 horas desde el pabellón de La Casilla y la vuelta será después del final del encuentro.

·El precio de 25 euros incluye tanto el viaje en autobús como la entrada para el partido y, además se sorteará un regalo entre todos los asistentes.

La Piña Marko Banic quiere trasladar el conocido 'Efecto Miribilla' a Fuenlabrada con el objetivo de que nuestro equipo logre su primer triunfo a domicilio en la Liga Endesa con el apoyo de todos. Para ello, esta peña de Bilbao Basket ha organizado un viaje al partido que enfrentará el próximo día 3 de diciembre a partir de las 19.30 horas, a Baloncesto Fuenlabrada y Gescrap Bizkaia en el pabellón Fernando Martín de la localidad fuenlabreña.

El precio del viaje es de 25 euros, en esta cuantía se incluye tanto el autobús como la entrada para el encuentro. La salida tendrá lugar sobre las 09.30 horas desde el pabellón de La Casilla, mientras que, el viaje de vuelta a Bilbao será después del final del encuentro. Los interesados en participar en esta salida pueden ponerse en contacto con la Piña Marko Banic vía e-mail en la dirección pina.marko.banic@gmail.com y también vía telefónica llamando al 659 131 006 (preguntar por Borja) o al 652 751 910 (preguntar por Miguel). El número máximo de viajeros son 67 personas por lo que, se adjudicará la plaza por orden de solicitud de la misma. Con el apoyo de todos podemos conseguir nuestra primera victoria a domicilio en Liga Endesa y pasar una jornada magnífica. We feel Bilbotion!!

*En caso de producirse algún cambio en el horario de salida se comunicaría a los viajeros.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Baskonia 84 BB 89: ¡¡El poder del Bilbotion toma Gasteiz!!


Iradier Arena, Gasteiz, quedan menos de tres minutos y el Baskonia domina el partido por cinco puntos, 81-76. Los Hombres de Negro llevan más de un cuarto entero sin ninguno de sus dos bases y está padeciendo un criterio arbitral muy discutible. Éramos carne de cañón, de derrota pese a no merecerlo, salvo milagro, la victoria se quedaría para Joxean y los suyos. Pero el baloncesto a veces es justo y los nuestros creyeron que merecían mejor suerte y con dos últimos minutos épicos en defensa y en ataque, acabaron noqueando a un Baskonia que lo tenía todo a favor para llevarse el triunfo, pero que acabó comprobando la fuerza del Bilbotion para acabar claudicando por 84-89 ante un Grescrap Bizkaia BB que completó una gran faena en el coso gasteiztarra para lograr un triunfo que nos da aire en un grupo de Euroliga que está igualadísimo.

Los nuestros desde el primer segundo quisieron dejar claro que las palabras de Marko durante la semana que advertían que el BB no iría a Gasteiz "con la bandera blanca" no eran un farol, sino una realidad que Ivanovic y los suyos deberían intentar capear. Con Marko, Grimau y Kostas acertados en ataque, solo un triple de Teletovic ponía un pero a un inicio fulgurante de los nuestros que les puso 3-11. Desde entonces, la renta de los de hoy, Hombres de Blanco, estuvo entre los cinco y ocho puntos. Pudo ser una brecha mucho mayor, pero las excesivas pérdidas de balón nos lastraron mucho, pese a todo, desde una gran defensa se estaba domando de manera formidable al Baskonia y se llegó al final del primer cuarto 17-25.

Teletovic nos volvió a hacer un traje, pero de nada le sirvió. Fotos: Elcorreo.com

Esta misma tónica continuó en el segundo cuarto, jugábamos bien, estábamos on fire - sobre todo desde el triple con 8 de 14- pero las pérdidas de balón nos lastraban, sin saberlo, con 25-31 en el luminoso, llegó (teóricamente) una buena noticia para los nuestros; una técnica a Nemanja Bjelica. Fue teóricamente, porque desde ahí pagamos un peaje arbitral que unidoa a las pérdidas de balón y el rebote ofensivo baskonista, casi nos cuesta el partido. Un triple de Kostas establecía la máxima ventaja en el partido, 25-36, y uno de Grimau la mantenía pero apareció Teletovic para reducir la ventaja a cinco puntos al descanso, 36-41. El partido estaba siendo muy bueno, pero "solo" ganábamos por cinco cuando la diferencia podía ser mucho más amplia y encima nos habíamos quedado sin Raül López por un esguince en el tobillo izquierdo.

En la reanudación, los de Ivanovic dieron su primer arreón y empataron el partido a 43 gracias a Prigioni. Los gasteiztarras se nos venían encima, pero aguantamos como titanes, la primera ventaja del Baskonia llegó merced a un triple de Prigioni que ponía el marcador 51-50. La respuesta del BB fue contundente, sendos triples de Mumbrú y Blums restablecían nuestra ventaja y dejaban el marcador 54-60. En ese instante llegó la técnica a Jackson que se guisó entre la pillería de Prigioni y el caserismo de los árbitros. Quedaban doce minutos y teníamos a dos bases fuera del partido y a Marko con cuatro faltas personales. La diferencia de faltas abrumadora 16-26, al parecer, en un lado de la pista eran contactos y en el otro auténticos mandobles. Pese a todo, llegamos al final del tercer cuarto arriba (62-66).
Mumbrú, junto a Kostas, se creció ante la adversidad y fue clave para el triunfo

El último cuarto no pudo empezar mejor, un dos más uno de Mumbrú ponía el partido 62-69. Pero quedaba lo más duro, estábamos sin Aaron y sin Raül, esto unido a un Krupalija que no podía aportar demasiado y a tener a D´or y Marko con cuatro faltas cada uno... Hacía presagiar un final con grandes dosis de sufrimiento y que, de ganar, adquiriría tintes heróicos, más tarde se pudo comprobar una gesta aún más grande. El inicio del verdadero sufrimiento lo marcaron Prigioni y San Emeterio. Teletovic con una jugada de tres puntos nos ponía las cosas muy cuesta arriba (75-71). Sonaba el Ikusi Mendizaleak como es costumbre en Gasteiz (sólo cuando van por encima). Al partido, remontar en estas condiciones parecía un acto de fe, una bilbainada. Pero entonces llegó. Llamadlo, milagro, Larry Montana, Bilbotion, cojones, casta, garra... Llamadlo como queráis, pero eso que vimos en los últimos tres minutos se resume en una frase de Aaron Jackson: "When warriors dream, giants fall". Soñaron, ganaron y reavivan nuestras esperanzas de colarnos en el Top 16. We feel Bilbotion!!

miércoles, 19 de octubre de 2011

BB-Olimpiakos: El partido que empezó a jugarse mucho viernes atrás

Queda un día para que el Bilbotion deje de ser una premonición, un lema piñero para ser una realidad visible, palpable y constatable. Pero este partido no empezará a las 20.30 horas del próximo viernes como estipula el horario, el encuentro ha empezado a disputarse antes de que el balón acaricie el aire del Bilbao Arena,mucho antes, concretamente este partido lleva disputándose once años. Tiempo en el que muchos de los hitos de este club se han forjado, se han celebrado un viernes desde el primer partido oficial a partidos que han supuesto un gran salto como el ascenso en ACB o nuestra primera victoria en playoffs.



Primer partido oficial del BB (15-9-2000)


El primero de ellos fue el primer partido oficial de la historia del Bilbao Basket. Fue en La Casilla, un 15 de septiembre de 2000. Hampl era un niño, Marko un adolescente y Raül aún soñaba con jugar en la NBA, cuando este hecho ocurrió. A la vez, ese año surgía a causa de un cisma con la FIBA, la Euroliga. Aquel día el Bilbao Basket de los Madina, Patrik, Herráiz, Romain Gayet o Damian Grant entre otros caía por 81-90 ante el CB Tarragona en un partido que hacía presagiar el año duro que se avecinaba. Se eludió el descenso y, sin saberlo, se dio un pasito hacia el Bilbotion.


Ascenso a ACB (21-5-2004)


El 21 de mayo de 2004 llegó otro gran día y, como tratamos en este texto, fue viernes. Ese día llegó el momento soñado por muchos, fue en el pabellón municipal de León, eran las semifinales de liga LEB y la eliminatoria estaba 2-0 a nuestro favor. Teníamos tres oportunidades para lograr el ansiado ascenso a ACB y tocar el cielo y los nuestros llegaron a León, vencieron y ascendieron en un encuentro memorable en el que basados en un primer tiempo brutal que hizo que nos fuésemos 22 arriba al descanso, para acabar venciendo 55-71 y hacer a Bilbao de nuevo una ciudad A-C-B.


Clasificación para la final de la Supercopa ACB (28-9-2007)
En nuestro primer año en ACB nos salvamos a falta de una jornada en Tenerife, pero nuestra segunda experiencia fue más dura y casi morimos infartados al ver cómo un tiro sobre la bocina de Gerald Brown no entraba y nos daba un triunfo vital ante el Breo a falta d etres jornadas. Nuestro tercer año fue más tranquilo, nos consolidamos en la Liga y organizamos a principio de la 2007-2008 la Supercopa. Nos enfrentamos al Barça de Dusko Ivanovic y le mojamos la oreja en el Bizkaia Arena del BEC el viernes 28 de septiembre. El 74-67 final nos daba el pase a nuestra primera final de un título ACB. No fue la única vez que aquella temporada dejamos en la cuneta a los blaugranas, cuatro meses después en la Copa del Rey disputada en Gasteiz, fuimos también los verdugos de los culés en cuartos de final. Pese a todo, el Barça se tomó su revancha poco después...



















Debut en Playoff ACB (16-5-2008)

Fue en el playoff de la ACB, en nuestro debut en una eliminatoria de este tipo en la que los culés se vengaron de las dos eliminaciones anteriores. El estreno de Bilbao Basket no pudo ser en mejor escenario, el Palau Blaugrana. Fue el día 16 de mayo, viernes, y lo que sí fue mejorable fue el resultado, ya que los, por entonces dirigidos por Txus Vidorreta cayeron por 75-64 y, dos días más tarde, el Barça con un gran Acker finiquitaba la eliminatoria. Quedamos apeados en cuartos de final, pero, al año siguiente debutaríamos en Europa.


Clasificación para nuestra semifinal europea (3-4-2009)


Nuestra adaptación a la competición europea fue ideal, magnífica. Tanto, que sin despeinarnos nos plantamos en la Final Eight de Turín. Allí, junto a 500 aficionados, los nuestros se enfrentaron al KK Zadar, el conjunto que vio nacer a Marko Banic. Aquel 3 de abril de 2009 en un partido en el que fuimos por delante casi constantemente, logramos tumbar a los croatas por 76-67 y plantarnos en semifinales. Al día siguiente el Khimki nos ganó, pero ya habíamos hecho historia. Repetiríamos al año siguiente y, nuestro verdugo fue el Alba de Berlín en Gasteiz.



Primer triunfo en Playoffs: El inicio de la machada (20-5-2011)
El último viernes que marcó un punto de inflexión en nuestra corta pero intensa historia fue el pasado 20 de mayo. Aquel día, sin saberlo, se daría un paso de gigante de cara al día que viviremos mañana. Nos plantamos en la Fonteta para enfrentarnos a un gigante; El Power Electronics Valencia de Pesic que estaba sorprendiendo a todo el continente por su extraordinario rendimiento. Los taronjas eran favoritos y tenían el factor cancha a favor. Pero los hombres de negro hicieron saltar la lógica por los aires y dieron el primer golpe en un pabellón valenciano que no podía creerse lo que veía. El 72-79 final fue nuestro primer triunfo en playoffs y lo que pasó después todo el mundo lo sabe y es el motivo por el que mañana Olimpiakos nos visitará.
















Ahora es el momento de animar, apoyar y, sobre todo, vivir el momento, porque tal y como están las cosas en el baloncesto europeo, es muy difícil que volvamos a repetir actuación en Euroliga. Como se suele decir "que nos quiten lo bailado", ese baile empieza mañana y habrá que vivirlo a tope. We feel Bilbotion!!!

viernes, 14 de octubre de 2011

BBB 86 Real Madrid 82: Bilbao Basket, la única BB que funciona bien


En una semana en la que mucha gente andaba que trinaba porque su BlackBerry no funcionaba (a.k.a. BB), nuestro BB sí que ha funcionado y de lo lindo. Ha retomado la senda del triunfo y ha tenido que ser otra vez en Miribilla y, otra vez y ya van cuatro seguidas, contra el Real Madrid en un partido en el que los nuestros comenzaron como aviones y en el que llegaron a tener 19 puntos de ventaja mediado el tercer cuarto, aunque luego hubo que sufrir de lo lindo para que pudiésemos lograr un triunfo que nos da aire y mucha confianza de cara a los próximo partidos.

Los nuestros comenzaron el partido a todo tren, a toda mecha, quizá motivados por jugar ante su público o escocidos por el naufragio final en Alicante. Fue el Real Madrid quien pagó los platos rotos, con su chequera infinita. Con dos dos más uno de Marko y una antideportiva de Rudy sobre Jackson, nos fuimos en el marcador 14-0, un parcial que marcaría definitivamente el partido. Los merengues llevaban cinco minutos sin anotar y fue Llull el primero en hacerlo. Un triple de Mumbrú elevaba la diferencia a quince (19-4), pero el Real Madrid, aun sin jugar bien, iba reaccionando poco a poco hasta llevar el partido al final del primer cuarto 24-14.

En el segundo cuarto cada intento de Rudolph (como el reno de Papa Noel) era instantáneamente respondido por un Banic que estaba inmenso, cuando los merengues se quedaron momentáneamente sin munición, apareció Kostas con un triple y una canasta para elevar la ventaja a 17 puntos (43-26). Entonces, cuando mandan más las ganas y la casta que el talento, apareció Felipe Reyes con seis puntos consecutivos para dejar el marcador al descanso 46-33.

Rudy perdió por primera vez en Bilbao. Fotos: Fotoclick ACB

La imagen del equipo con dos pívots y medio estaba siendo espectacular, el Madrid estaba incómodo y desquiciado por momentos, eso lo hizo una clara y constante imagen Rudolph, a quien en ACB le permiten cosas que allá por USA no le permitirán por mucho que vaya a jugar con el gran Nowitzki. D´or y Mumbrú llevaron la batuta de los nuestros en los primeros compases del tercer cuarto, mientras que Felipe seguía machacón en fastidiarnos la noche. Mediado el tercer cuarto, un triple marca de la casa de Mumbrú ponía la diferencia por las nubes (62-43) e incluso tuvimos una posesión para superar la barrera de la veintena, fallamos. Ahí llegó el punto de inflexión, los merengues, heridos en su orgullo, reaccionaron y, nosotros pasamos una crisis en ataque que nos pasó factura. Entre Tomic, Rudolph y Llull -aunque este nos perdonó desde el tiro libre con un errático 5 de 11- nos hicieron un parcial de 2-16 que dejaba el marcador 64-58 a falta del último cuarto.
La aportación de Grimau junto a la de Kostas fue clave para el triunfo

Había parecido fácil vapulear al Real Madrid, pero iba a ser durísimo ganarles siquiera, cosa normal y muy lógica. Y es que, estimado aficionado del BB, si aún te queda alguna uña intacta es que sufriste menos que la media. Sufrimos como perros en estos últimos diez minutos en los que los de Laso nos echaban su aliento en el cogote constantemente. Rudolph y Tomic seguían metiéndonos el canguelo y el marcador reflejaba 64-62. Lo que antes eran caras de placidez, ahora eran de tensión y nervios. Ahí aparecieron Kostas y Álex para darnos aire y un poco de tranquilidad (73-65). Poco duró, una antideportiva sobre Rudolph Fernández, volvía a acercar a los merengues. Nunca nos superaron, se pusieron a un solo punto (80-79), pero el acierto de Kostas y la garra y los rebotes de Grimau hicieron que se quedase el triunfo en casa por 86-82. Ahora toca seguir igual o mejor contra la Penya en Miribilla el próximo domingo a partir de las 12.30 horas.

martes, 11 de octubre de 2011

Lucentum 81 BBB 77: Cuando Larry Montana se vino en nuestra contra


Hemos invocado muchas veces a Larry Montana y en unas cuantas ocasiones ha aparecido, pero nunca nos había sucedido lo del pasado domingo. Larry Montana apareció cuando no debía hacerlo y nos chafó un partido que teníamos en nuestras manos. Fue en los últimos tres minutos cuando la lógica decidió desaparecer, Larry se lió y apareció para dejarnos compuestos y sin triunfo. Tiene disculpa y es que, tras ocho años en nuestro banquillo, es difícil todavía hoy ver a Txus en un banquillo que no sea el del BB. Así las cosas y con la sintonía de Benny Hill como banda sonora de nuestros tres últimos minutos, se pasó de un tranquilizador y casi definitivo 62-71 a un sorprendente y doloroso 81-77, con el que nuestro amigo alicantino Tope está más feliz que unas castañuelas.

Antes de todo aquello, el partido había sido muy difícil para los nuestros. Las cosas no empezaron nada bien y, Singler y (cómo no) Ivanov nos hacían pupita para meternos un parcial de salida de 10-2, que era todo un toque de atención. Pero ahí aparecieron nuestros americanos que son extracomunitarios en el Supermanager y entre D'or y Jackson fueron llevando las aguas a su cauce hasta llegar a empatar el partido a doce. Dos triples de Kostas y Josh nos daban nuestra primera ventaja en el partido (17-18), pero entre Hazell y Freire se encargaron de que nos fuésemos perdiendo 23-18 al final del primer cuarto.

Los partidos contra equipos de Txus son duros y éste, había quedado bien claro, no iba a ser una excepción. Koné y Singler - un rubito con cara angelical pero que nos hizo un traje con 32 puntos- elevaban a nueve la ventaja alicantina (27-18). Entonces, apareció la muñequita linda de Janis para darnos un respiro y contagiar a sus compañeros, el que más lo hizo fue Mumbrú quien con cinco puntos consecutivos, pero Jackson con un triple hacía que el Lucentum sintiese nuestro aliento en su cogote (36-35). Entonces volvió a aparecer el rubito, que sí, se irá pronto a la NBA, pero a nosotros ya nos la ha liado y con cinco puntos más, nos mandaba al descanso cuatro abajo (43-39).


Singler nos hizo un traje a medida. Fotos: Fotoclick ACB

Tras el descanso apareció la mejor versión del BB, Marko y D'or se hicieron fuertes en la pintura y entre ambos equilibraron la balanza e incluso nos pusimos por delante (48-49). Enn ese momento, llegó la cuarta falta de Marko, justo en el puesto que más escasos de rotación andamos, pero Stevic pese a llevar dos días en Bilbao, no defraudó. Correcto, sin fallos y aportando, más no se le podía pedir, además, Kostas aparecía como una de las grandes referencias en ataque y eso se notó. Los nuestros llegaron a tener hasta ocho puntos de ventaja (54-62) y se fueron al final del tercer cuarto 56-62.

El último cuarto fue un remanso de tranquilidad, hasta el momento en el que nuestras piernas temblaron y todo se fue al garete. Vetajas que oscilaban entre los seis y los nueve puntos y la sensación de que no se podía escapar el triunfo. Pero, muchas veces, para ganar los partidos hay que rematarlos y eso, no lo hicieron los nuestros y si no rematas...puede que te maten y eso ocurrió. Blums tuvo dos tiros libres a falta de tres minutos para poner el partido en fraquía, pero los falló. A partir de ahí todo cambió, el Lucentum se vino arriba y, nosotros, por alguna extraña razón nos vinimos abajo. Llegaron las pérdidas, los desaciertos y un final que no aparecía en el guión que marcaba el partido. Pero es que en baloncesto no vale con estar metido en el partido solo 37 minutos, porque esto es ¡¡ACB man!! y si te despistas un solo segundo te pintan la cara.







Marko cumple 250 partidos con el BB




No hay casi tiempo para lamentarse por lo perdido en Alicante, ya que el próximo jueves jugamos contra el Real Madrid, un rival que nos trae muy bueos recuerdos y contra el que Marko Banic si nada lo impide cumplirá su partido oficial número 250 con la elástica del BB. Este será su encuetro número 213 en ACB que, unido a los 30 de Eurocup, 4 de Copa del Rey y 3 de Supercopa hace que el croata cumpla un número tan redondo. Marko ha ido de 0 a 250 en cinco años y 363 días, ya que su debut oficial con el BB fue en La Roca frente al Granca el 15 de octubre de 2006. En este tiempo ha pasado de ser un jugador joven y secundario a ser el capitán del equipo y haber sido el MVP de la Eurocup en 2010. Además, desde entonces ha participado en un Mundial, dos Eurobasket y unos Juegos Olímpicos. Desde la Piña, como nuestro jugador favorito y amigo que es, le deseamos que cumpla, al menos otros 250 partidos más con nuestras camiseta. Bravo Marko!!


lunes, 3 de octubre de 2011

Supercopa Endesa: El Baskonia nos mata desde el triple y el Barça consuma su triplete en Bizkaia


Si el Bilbao Arena fue el escenario donde finalizó la temporada 2010-2011 con el triunfo del Barça en la ACB, la campaña 11/12 ha empezado en el mismo lugar y con el mismo resultado. Lo único que ha cambiado de la estampa es que quien levantó la copa de la ACB en junio, fue Roger Grimau, mientras que ese honor el pasado sábado recayó en Navarro.

Los encargados en abrir el fuego de la Supercopa fueron nuestros chicos y (cómo no) el Baskonia, algo que ya es tradición juguemos la competición que juguemos. Los alaveses apoyados en un espectacular acierto en el tiro de tres -14 de 22 en triples- y en una casi inmaculada carta de tiro en el primer tiempo se llevaron un partido en el que llegaron a tener una ventaja de 24 puntos, pero en el que los nuestros llegaron a tener opciones de llegar a remontar, aunque nadaron para morir en al orilla y acabar perdiendo por 88-93.

Las cosas empezaron muy mal para Bilbao Basket, el 2-0 inicial fue solo un mero espejismo ante un rival que cada vez que lanzaba a canasta, anotaba, sobre todo un Brad Oleson que estaba muy inspirado y que destrozó la defensa de los de Katsikaris. Si todo eso era poco, una técnica pitada a Mumbrú, sumada a dos faltas de nuestro "3" le sacaban momentáneamente del partido. Así las cosas, los de Ivanovic no tardaron en abrir brecha y moviendo muy bien el balón y con una efectividad demoledora se fueron al final del primer cuarto con catorce puntos de ventaja, 18-32.

Brad Oleson fue una verdadera pesadilla para Bilbao Basket. Foto: Fotoclick ACB

En el inicio del segundo cuarto, las cosas siguieron igual, los baskonistas veían el aro como una piscina y la desventaja llegó a la veintena (21-41). Se había roto el partido totalmente en quince minutos de juego y el Bilbao Basket debía tratar de reconducir la situación de alguna manera. Allí apareció Banic, para intentar poner remedio a la sangría y, realmente, lo consiguió. Los Men In Black llegaron a ponerse a trece puntos (37-50), pero un inverosímil triple sobre la bocina de San Emeterio dejaba el encuentro 37-53 al descanso.

La única esperanza para vencer era que los nuestros lo hiciesen muy, muy bien y que al Baskonia dejasen de entrarle los tiros. Esta circunstancia no ocurrió en los primeros compases del tercer cuarto y la ventaja alavesa llegó hasta los 24 puntos. Entonces, Bilbao Basket dejó lso argumentos baloncestísticos de lado y tiro de genio y casta para volver a demostrar que este equipo nunca se rinde. Grimau, Fischer, Banic, Jackson... todos intentaban aportar lo suyo para lograr lo que parecía lo imposible, Larry Montana. Se unieron y pasaron de los 24 de desventaja a los 15 que reflejaba el marcador al final del tercer cuarto, 54-69.

Banic fue el primero en liderar la reacción del BB. Foto: Fotoclick ACB

Quedaban diez minutos y la empresa era harto difícil, pero a base de casta, acierto y grandes defensas, hubo opciones para soñar con voltear el marcador, aunque entre Brad Oleson y San Emeterio tratasen de enterrarlas a base de triples. A falta de un minuto, Bilbao Basket llegó a ponerse a tres puntos, pero no llegó más allá. Al final, Ribas desde el tiro libre decidió y el Baskonia esperaba rival para la gran final.



Su contrincante saldría del Barça-Real Madrid, el otro clásico repetido hasta la saciedad en el mundo del deporte. Los culés empezaron de forma brillante y mediado el segundo cuarto, llegaron a tener una ventaja de trece puntos, 34-21. A partir de ahí, colapso blaugrana y efervescencia merengue, que en el tercer cuarto cogió el mandó del encuentro y llegó a gozar de una ventaja de nueve puntos. A falta de tres minutos para el final, los blancos ganaban de cinco puntos, pero entonces, apareció el oficio de su pléyade de estrellas y el miedo a ganar del Real Madrid. El resto lo hicieron Marcelinho y Navarro, que fueron los aniquiladores de los merengues para acabar 74-70.

Navarro reventó la final y se llevó el MVP. Foto: Fotoclick ACB

De esta manera, la final la disputarían los dos equipos que más finales llevan en la última década, el Barça y el Baskonia. Los de Ivanovic, sin el descomunal acierto del día anterior, no solo aguantaron el ritmo del Barça, sino que llevaron la iniciativa durante la inmensa mayoría del partido pese a la gran tarde de Navarro. Dos triples consecutivos de Prigioni ponían al Baskonia siette arriba (65-58) a falta de siete minutos. Entoces, apareció la Bomba Navarro en toda su expresión. Dos tiros libres fueron la antesala de una demostración de acierto y de cómo aparecer para dinamitar un partido. Los que poco antes le mandaban "al teatro", vieron cómo Navarro decidía cuándo acababa la función en la que el Baskonia soñaba con ganar la Supercopa y cómo empezaba la culminación del triplete blaugrana en Bizkaia: Copa 2010, Liga 2011 y Supercopa 2011. El 73-82 final, fue la constatación de este hecho y, al igual que en la pasada final de la ACB, el MVP fue para Juan Carlos Navarro.



A buen seguro, tanto Navarro como sus compañeros del Barça, no guardarán más que buenos recuerdos de sus visitas a Bizkaia, esperemos que el próximo título que se celebre en nuestra tierra sea del BB.

viernes, 3 de junio de 2011

BB 3 Real Madrid 1 (80-72): ¡¡Viva la madre que os parió... Y el Bilbotion se hizo realidad!!



¿Cómo expresar todo lo ocurrido ayer con palabras claras y precisas? Es imposible, porque es algo inexplicable, que se vive, se disfruta y se paladea de mil formas diferentes. Lo que sí se puede expresar es que este equipo nos ha llevado al éxtasis, a la felicidad deportiva, nos ha hecho emocionarnos, vibrar y gozar como nunca lo habíamos hecho con ellos. Nos han transmitido su lucha, su tozudez y su fuerza mental, esas claves que han hecho que lo impensable, el sueño, lo lejano sea una realidad y estemos -lean bien señor@s- ¡¡en la final de la ACB!! Tras endosarle un heróico parcial de 14-2 a los merengues en los últimos tres minutos de partido y noquear de forma definitiva al Real Madrid por 80-72.

Fue un partido complicado, el Real Madrid salió enchufadísimo y no bajó su concentración un ápice en ningún momento del partido. Nos haría sudar tinta china e irían al choque con todas las de la ley... e incluso algo más. De esta forma, el Madrid salió como un tiro y con Tomic como principal referencia ofensiva, nos endosó un parcial de salida de 2-9, que nos advertía que esto sería un partido extremadamente complicado. Pero quien pretenda tumbar moralmente a este grupo lo lleva claro porque los tienen grandes y cuadrados. De esta manera, un triple de Jackson supuso el inicio de un parcial de 11-4 que nos llevaría a empatar el partido a 13. Desde la línea de tiros libres adquirimos la primera ventaja hasta llegar a los tres puntos de diferencia, 19-16. Pero los merengues no iban a dejar comerse la tostada y Sergio Rodríguez con una bandeja mandaba el partido al final del primer cuarto 19-20.

El segundo cuarto fue con una montaña rusa, la igualdad existente hacía que las alternativas en el marcador se sucediesen. No estábamos dominando el rebote, pero esa inferioridad se estaba supliendo con otras cosas. En un arreón de Prigioni y Llull, los merengues consiguieron volver a romper el partido adquiriendo una ventaja de siete puntos (32-39). La reacción fue clara y contundente. Mavro cogió el toro por los cuernos y con un parcial de 6-0, el Madrid volvió a sentir nuestro aliento en su nuca. Solo con dos tiros libres de Tomic lograron que su ventaja no fuese mínima al descanso, 38-41.

Miribilla fue una caldera como requería la ocasión. Fotos: ACB Photo

Estábamos ahí, no nos estábamos yendo del partido, esa era la lectura positiva de un encuentro muy perro y muy duro. Tras el descanso, los nuestros dieron el primer gran puñetazo sobre la mesa con un parcial de salida de 10-3 que nos daba cuatro puntos de ventaja (48-44). El Madrid ahí demostró que ayer era un equipo con alma y que no daría su brazo a torcer y con un 2-9 de parcial culminado con un triple de Tucker volvía a gozar de tres puntos de diferencia, 50-53. Jackson y Kostas nos volvieron a poner por delante, pero un mate de D´or Fischer dejaba el partido 54-55 a falta de los últimos diez minutos.

Miribilla seguía siendo una caldera, pero cada vez la temperatura era más alta. Un parcial de 2- 7 liderado por Llull y Suárez intentó enfriar los ánimos (56-62), pero la fe mueve montañas y este equipo tiene fe y confianza por arrobas, es un púgil que se levanta de todos los golpes para acabar tumbando a su rival. El acierto exterior de los nuestros -ayer escaso con 3 de 15- se concentró en sendos triples de Mumbrú y Blums que empataban el partido a 64 a falta de seis minutos. Miribilla estallaba, hervía, pero otra vez los merengues con la buena dirección de Prigioni trataban de fulminarnos y el marcador reflejaba 66-70 a falta de poco menos de tres minutos para el final.

La fe de los nuestros acabó tumbando al Real Madrid

Pero las ganas y la confianza hacen correr más que las propias piernas, eso hizo que los nuestros se multiplicasen en defensa y comenzasen a robar balones. Jackson ponía el empate a 70 a falta de dos minutos. 120 segundos de juego para acabar con los merengues o irnos a un quinto partido en Madrid. El pabellón temblaba y era un clamor, cada ataque madridista era un infierno un jaleo que algo tuvo que ver en el resultado final. Pollo con un balón recuperado y una canasta inverosímil nos ponía 74-70. El Bilbao Arena se caía, los nervios eran más que evidentes, pero rozábamos la final con la yema de los dedos. Tomic con dos tiros libres apretaba más las cosas... y entonces apareció Hervelle e hizo esto:


Al Madrid solo le quedaba un halo de vida se aferró al triple, falló y Jackson desde el tiro libre remató la machada. Miribilla estallaba, estábamos en la final. Ver para creer y algunos, ni viéndolo lo han asimilado hasta despertar hoy. La fiesta comenzó y pudimos ver celebraciones muy originales. El Barça nos espera en la final y no vamos a renunciar a culminar el sueño. De paso, todo parece indicar que escucharemos el Bilbotion en Miribilla. Aquello con lo que esta Piña lleva soñando muchísimo tiempo ya está aquí. Disfrutemos. Zorionak guztioi y aupa BBB!! We believe!!




miércoles, 1 de junio de 2011

BB 2 Real Madrid 1 (68-51): El sueño está a un solo paso


La gloria está a un solo paso. Será difícil, pero este equipo, este grupo está comprometido al 100% y tiene hambre, hambre de merengue, de final, de hacer historia, de enganchar a toda una provincia al mundo de la canasta y hasta de comerse el mundo. Lo vivido ayer en Miribilla fue un contínuo éxtasis, una sesión en la que los pelos se pusieron de punta en cada segundo de encuentro, una demostración de comunión entre un equipo y una afición que estuvieron de diez y que hoy sueñan con que mañana llegue el día más grande. Para ello, habrá que luchar contra un Real Madrid herido y al que todos deberemos domar y dar la última estocada para así culminar una faena impensable hace tan solo dos semanas.

A decir verdad, ayer el Bilbao Arena olía diferente, se veía distinto, era una ocasión especial. Se veía en las caras y los ojos de los aficionados...Y también de los propios jugadores, sabedores de que están haciendo historia. Cinco minutos antes del partido, el pabellón era ya una auténtica marea negra, las luces se apagaron y empezó una presentación brutal, espectacular. De esas que engorilan a cualquiera. Ahí se empezó a ganar el partido.

Con la adrenalina de todos al 1000%, comenzó el encuentro y fue en los primeros compases en el único momento en el que el Madrid nos miró de tú a tú. Con el buen trabajo de Reyes y Llull, los merengues tuvieron sus únicas ventajas en el encuentro, 2-3 y 6-7. Pero la tripleta Mumbrú, Hervelle y Jackson dieron un paso adelante para dejar varios atrás a los de Molin y con un parcial de 13- 0 nos pusimos 19-7 y, además jugando muy bonito, tal y como demuestra la siguiente genialidad de Jackson que acaba en triple de Blums.



Sergio Rodríguez empezó a dar muestras de que sería el menregue más peligroso y lideró un parcial de 0-6, que cortó Josh Fisher con un dos más uno para llevarnos al final del primer cuarto nueve puntos arriba, 22-13.

El segundo cuarto fue un periodo de defensa y desacierto y, cuando defiendes bien, el desacierto no pasa tanta factura. Cuatro minutos tardamos en ver una canasta de alguno de los dos equipos y fue Axel el primero en ver aro. En medio de tanto desacierto, Blums cogió su fusil y con dos triples certeros aniquiló a un Real Madrid que parecía perdido, que deambulaba por Miribilla superado por la intensidad y defensa del BB. Dos tiros libres de Pollo y uno de Mavro elevaban la diferencia a 16 puntos, 33-17. Ver para creer, ver para pensar que no es un sueño. Pero otra vez salió Rodríguez para recortar la desventaja de los suyos y llevarnos al descanso 33-21. Habíamos dejado en 21 puntos a un plantillón como el del Real Madrid, pero parecía que habíamos desaprovechado la oportunidad de haberles pasado por encima.

Pollo apareció en el momento clave para rematar a los merengues. Fotos: ACB Photo

Tras el descanso las cosas siguieron igual, a ambos nos costaba un mundo anotar y los puntos llegaban con cuentagotas. Un triple de Blums nos volvía a lanzar en el marcador (42-26), pero el Real Madrid no había dicho su última palabra. Sergio Rodíguez con ocho puntos lideraba un parcial de 3-14 que ponía a los merengues a cinco puntos, 45-40. Era un momento complicado y ahí apareció Pollo, heróico para sacar un dos más uno a falta de un segundo para que acabase el tercer cuarto y darnos un poco más de tranquilidad. Fue un golpe duro para los madridistas y lo acusaron en el último cuarto. Pollo seguía a lo suyo y Jackson, Kostas y Mumbrú aniquilaron a los de Molin por fuera. La respuesta merengue nula, la diferencia en el marcador sideral, 59-42. Quedaban menos de seis minutos y salvo hecatombre esto estaba hecho, pero los nuestros no se relajaron, siguieron dándolo todo por mucho que a los Prigioni, Rodríguez y compañía les doliese en su orgullo. Fueron minutos para la fiesta y creernos lo que estaba ocurriendo, habíamos vencido al Real Madrid las mismas veces en 48 horas que en el resto de nuestra historia. Esta vez fue 68-51, dejando a los blancos con su mínima anotación histórica desde que se creó la ACB en 1983. Esto, sin duda hacer más grande si cabe la victoria de ayer.

Pero ahora queda una más, un triunfo para seguir engrandeciendo la historia de este grupo que está haciendo que se hable de baloncesto en Bizkaia más que nunca. Ese equipo que ha creado una ola que hay que aprovechar para seguir haciendo grande este club en todos los ámbitos. Mañana puede ser un día importante, pero pase lo que pase, ya hay que dar las GRACIAS a estos chicos por hacernos soñar. We feel Bilbotion!!!

lunes, 30 de mayo de 2011

Real Madrid 1 BB 1: ¡Profanamos la Caja Mágica y recuperamos el factor cancha!


No te pellizques, no abras los ojos como platos, también sobra el hecho de lavarte la cara con agua helada. Sobra porque no, no es un sueño lo que estás viviendo con este BB, es una preciosa realidad. Y es que los nuestros no entienden de pronósticos, no entienden de favoritismos y tampo entienden de feudos inexpugnables. Si en liga regular cayó el Palau, en cuartos de final la Fonteta... Ayer fue la Caja Mágica, un escenario que fue testigo de 20 minutos de ensueño de los nuestros, que sirvieron para traerse la eliminatoria a Bilbao vivita y coleando. Y allí estuvieron para verlo in situ varios piñeros, al igual que muchos más aficionados del BB.

Pese a todo, el Madrid golpeó primero. En el partido del pasado viernes, los merengues salieron más concentrados y con menos nervios, quizá en eso influyó el hecho de que para ellos jugar una semifinal de Liga es algo normal y que para nosotros no lo sea. Pero también influyó la baja de Hernández-Sonseca y que tanto Jackson como Kostas estuviesen tocados. Pero tuvimos nuestras opciones, aunque se esfumaron entre balones perdidos y canastas fáciles erradas bajo el aro merengue. Todo eso se paga y más contra un grande como el Real Madrid, al final 78-67 y el primer punto de la eliminatoria se quedaba en la Caja Mágica. Se habían escapado vivos del primer partido, pero nada más sonar la bocina final se estaba cocinando la revolución ocurrida ayer. "El domingo jugaremos mejor, seguro, y tendremos nuestras opciones", comentó Katsikaris.

¡¡Y vaya si fue así!! En los primeros 20 minutos del segundo partido fueron los nuestros los que pusieron la magia en la Caja Mágica. Fuertes en defensa, nuestra zona era un área de paso restringido. Los merengues no podían, se topaban una y otra vez con una defensa implacable. Eso dio fluidez al BB en ataque, Jackson corría y distribuía o definía, Pollo estaba cómodo y todo lo que tiraba lo anotaba y Hervelle era el Axel de las ocasiones más grandes. De esta forma la diferencia iba creándose poco a poco, del 8-4 inicial propiciado por dos triples de Llull se fue haciendo trabajo de hormiguita para irse al final del primer cuarto cinco arriba (14-19).

A-Jax ya pronosticaba el uno a uno durante el segundo partido. Fotos: Fotoclick Acb

Lo mejor estaba por venir y nosotros no lo sabíamos. El segundo cuarto fue simplemente colosal, inolvidable. La intensidad defensiva subió un poco más si cabe y eso dio soltura ofensiva a los nuestros, que como un martillo pilón iban castigando a los merengues para asombro de unos y desesperación de otros. La diferencia crecía, diez, quince y...¡diecinueve! al descanso, 25-44. La eliminatoria entoces sufrió dos estallidos, el de felicidad y alegría nuestro y el de una afición merengue que reprochaba a su equipo el resultado con una pitada general.

Estaba el partido muy encarrilado, la situación era inmejorable y casi inimaginable antes de que comenzase el encuentro. Pero el Madrid es uno de los elegidos y resurge en los momentos más complicados. Prigioni,Llull y compañía salieron en la reanudación como auténticos Miuras. La primera cornada supuso un 11-0 de parcial que dejaba en ocho puntos nuesta renta (36-44). Tras seis minutos de sequía anotadora Kostas metía los primeros puntos de la segunda parte para los nuestros. Pero la bestia había despertado y nuestras muñecas empezaban a temblar. Eso quedó en evidencia al ver los seis puntos que anotamos en el tercer cuarto. Un acto que finalizó con un parcial total de 20-6 que nos llevaba tan solo cinco puntos arriba al último cuarto (46-51).

Pese a su remontada, los merengues acabaron hincando la rodilla

La sensación era contradictoria, íbamos por delante en el marcador, pero el amargo sabor del tercer cuarto nos conducía a ser pesimistas respecto a la suerte final que correría el partido. Llull seguía haciendo de cabecilla en el intento de remonatada merengue, un triple suyo puso el partido 62-61. El Coco ya nos había sobrepasado. Pero fue ahí cuando los nuestros no se achantaron y dieron el último golpe de gracia. Fue en griego, Kostas, ese hombre hiperactivo y que parece puro nervio, nos dio la serenidad y el acierto desde el tiro libre, una faena que remató Mavro desde la misma distancia. Fueron grandes y nos hicieron un poco más grandes a todos. Al final 66-71 y toca reventar Miribilla. Aunque sea muy complicado, entre todos hay que intentar tumbar al gigante merengue. We believe!!



domingo, 22 de mayo de 2011

BBB 2 Power Rangers 0 (72-79, 79-75): Hacemos historia pasando a semis!!


Épico, apoteósico, histórico. Se podrían decir más adjetivos, pero nos vamos a guardar algunos por si hay posteriores gestas. Los hombres de negro han dado la sorpresa y han tumbado a Power Electronics Valencia -a.k.a. Power Rangers- para colarse en las semis de la ACB, donde nos espera el Real Madrid. Ha sido en una eliminatoria dura, en la que ha habido muchísimos momentos difíciles, instantes que los nuestros han sabido superar con garra, casta y fe, mucha fe. Circunstancia que ha posibilitado que el 22 de mayo de 2011 ya pase a la historia de este club que va dando, cada vez un paso más.

Ha sido un trabajo coral, cuando no era Warren, golpeaba Blums, Mumbrú, Banic, Mavro o Jackson, pero un nombre ha destacado por encima de todo y de todos: Axel Hervelle. Impresionante, imperial, ha sido la imagen de la lucha de un equipo que no ha bajado los brazos ni un solo momento. Y la principal muestra de ello han sido los últimos dos minutos mágicos que nos han dado el pase a semifinales. El marcador reflejaba un inquietante 67-74 a falta de 2:13 para el final del encuentro. Todo parecía abocado al tercer partido, pero entonces la fe en Larry Montana apareció y Álex Mumbrú fue el brazo ejecutor. Primero con un triple que daba un halo de esperanza y ponía el 71-74 y, después con una bandeja que solo él -o ni siquiera eso- sabe de dónde sacó que nos ponía por delante entrados ya en el último minuto y que ponía en pie y patas arriba el Bilbao Arena. Luego a los valencianos les pudo la presión y Kostas desde el tiro libre hizo el sueño realidad.
Axel & Álex: Lucha y experiencia a partes iguales. Fotos: ACB Photo

Sonó la bocina y al unísono el grito de más de 7.000 personas que veían cómo su equipo se había quitado el disfraz de corderito para acabar con el Power Electronics. En ese instante acabaron 80 minutos intensos, duros y emocionantes a más no poder y empezó una auténtica fiesta con baile, demasiada poca luz y música excesivamente alta como para premiar a los nuestros. Atrás quedaron dos partidos en los que Bilbao Basket fue superior a Valencia en todas las facetas del juego, supo sufrir y reponerse a diversos contratiempos como la lesión de Edu Hernández Sonseca o la carga de faltas de nuestros interiores en el segundo partido.

Los nuestros no perdieron la fe en ningún momento

"Si no crees, no ganas" comentó Katsikaris tras tumbar a Valencia en los playoffs. Los nuestros creyeron hasta el final y ganaron, regalándonos una eliminatoria histórica y digna de enmarcar. De esas que pueden marcar un antes y un después en la historia de un club. Se pueden contar muchas cosas, pero hoy es un día en el que las palabras sobran y los hechos relucen por sí solos. Ahora toca disfrutar y seguir soñando, tras comernos el surtido marca Hacendado, queremos merengue, tenemos hambre de merengue. Será complicado, pero habrá que creer para tratar de ganar. Si se cae, que nos quiten lo gritado, sufrido y, sobre todo, disfrutado. Zorionak a todos y a disfrutar, que es lo que toca.

lunes, 16 de mayo de 2011

Estu 68 BBB 78: Sextos, a Europa y los Power Rangers esperan en pleyós


Había que ganar y se ganó. No se podrá juzgar si con brillantez o no, simplemente porque no lo vimos, así que como diría algún entrenador quedémonos con la "clasificación, amigo, clasificación". Y la tabla dice que tras el triunfo cosechado ayer ante un Estudiantes que no se jugaba nada, quedamos sextos, entramos en Europa y nos enfrentaremos frente a Valencia en una eliminatoria inédita en playoffs.

El partido empezó mal, para qué negarlo, solo Pollo estaba acertado de cara al aro rival, mientras que Welsch y Asselin advertían de que el partido no sería nada fácil (10-4). Para colmo, Pollo hacía su segunda personal y el panorama parecía empeorar. Pero ahí apareció Hervelle, un tío que lleva unos partidos a un nivel impresionante. Cuatro puntos del belga y dos de Warren, daban la vuelta a la situación y lideraban un parcial de 3-10 que nos ponía por delante por primera vez en el marcador (13-14). Pero la casta no es patrimonio de Axel y, por ello, Jasen con seis puntos consecutivos dejó las cosas cuesta arriba al final del primer cuarto (19-15).

En el segundo cuarto pudimos oír, nunca ver, la mejor versión ofensiva de los nuestros. Y eso que las cosas no empezaon nada bien, otros cinco puntos de Jasen dejaban el marcador 24-17. Se encendieron las primeras alarmas y la reacción del equipo fue contundente. A Hervelle, Mumbrú y Blums no les tembló el pulso y dieron lo mejor de sí mismos para lograr un parcial de 2-13 que nos ponía por delante en el marcador (26-30). La cosa no paró ahí, los nuestros habían cogido la directa y defendiendo bien y con bastante puntería en ataque la diferencia no hizo nada más que crecer sobre todo desde la línea de 6,75 con dos triples de Mumbrú y Blums respectivamente. Así las cosas, con un mate de Sonseca y dos tiros libres de Mumbrú la diferencia se disparó a los once puntos, llegando al descanso 33-44.

Hervelle hizo, de nuevo, un gran partido

Pero bien poco duró la renta, Marc Blanch salió muy motivado y en un visto y no visto los colegiales ya nos pisaban los talones. Nadie dijo que sería fácil. Y para colmo de males, Nick Caner- Medley también se enchufaba en el partido, había que aferrarse con uñas y dientes al partido y, puntito a puntito, los nuestros lo hicieron gracias al acierto de Mumbrú y Blums, lo que posibilitó llegar al final del tercer cuarto con una ventaja mínima (53-54).

Quedaban diez minutos y ni el sexto puesto ni la clasificación europea estaban atadas. Caner Medley puso por delante al Estu, pero Kostas y Mavro nos dieron aire y la ventaja volvía a los cinco puntos (55-60). El Estu no se rindió y se entró en los últimos dos minutos con 66-67 en el marcador. Entonces Pollo con un dos más uno y Jackson y Blums con sendos triples sentenciaron el partido. El sexto puesto era nuestro y el año que viene el Bilbotion volverá a sonar en Bilbao salvo hecatombe. Ahora toca ir a liarla contra Valencia. We Believe!!

domingo, 3 de abril de 2011

Barça 78 BBB 83: ¡¡Conquistamos el Palau!!

Ver al Bilbao Basket de esta temporada es como viajar a Port Aventura. Sabes que vas a montarte en muchas atracciones y que unas te dejarán frío y otras, sin embargo, te dejarán extasiado y con un subidón de adrenalina de la leche. La atracción de ayer en el Palau empezó suave, dejándonos fríos y dándonos razones para pensar que no pasaría a la historia por su brillantez ni emoción, para acabar siendo quizá la mejor experiencia de la temporada; Triunfo, en la prórroga y tras ir perdiendo de 17 puntos en casa del líder de la ACB. Como para no pegarse un par de tirones de la camiseta tras finalizar el partido. Se había logrado el primer triunfo en el Palau Blaugrana, se acababa de hacer historia. Por su parte, Xavi Pascual todavía no se podía creer lo acontecido y buscaba despertar de la pesadilla intentando desanudarse la corbata a las bravas.

El partido empezó con el peor de los escenarios posibles. Los nuestros no salieron enchufados y en estas circunstancias el Barça nos pasó literalmente por encima con un parcial de salida de 9-0. El Barça veía aro con mucha facilidad y el partido era en los que el mejor ataque es una buena defensa. Tan solo se tardó en caer en esa circunstancia cinco minutos, pero la diferencia ya era una durísima cuesta que subir (15-3). La cosa tenía muy mala pinta. Había que fajarse, apretar los dientes en defensa y que sea lo que Dios quiera. Así, con trabajo de hormiguita y el acierto de Mavro y Warren la diferencia menguó hasta llegar siete puntos por debajo al final del primer cuarto (19-12).

Warren dio aire a un BB muy desacertado en el inicio de partido

La defensa empezaba a maniatar a un Barça que echaba de menos a Navarro. Pero claro, a falta de 'La Bomba', este Barça tiene a Morris, Lakovic, Vázquez, Rubio o Ingles entre otros. Sobre todo este último, estaba por amargarnos la tarde. En un visto y no visto con un mate y un triple del alero australiano la diferencia se disparaba a 17 puntos (40-23). Alerta roja. De no haber reacción no solo se perdería el partido, sino que el golpe podía ser de dimensiones siderales, ante unos culés muy escocidos por su eliminación de la Euroliga. Pero este BB es el equipo del más difícil todavía. Cuando todo parecía una misión imposible, los nuestros tiraron de fe, defensa y acierto para mejorar las cosas. El primero en asumir protagonismo fue Jackson que con una canasta y un triple nos daba un poco de aliento para irnos al descanso doce abajo, 42-30.

Pocos imaginábamos lo que ocurriría tras el descanso. Jackson con otro triple reducía la desventaja a siete puntos (42-35) y el Barça empezaba a verse muy superado por la defensa del BB. El ataque culé iba de error en error, pero nosotros no lo aprovechamos. Tuvimos hasta ocho posesiones para bajar la desventaja. Pinchamos en hueso, perdonamos y los errores -y más ante estos rivales- se suelen pagar caros. Anderson y Lorbek encontraron el camino hacia el aro, mientras que por el BB, solo Kostas mantenía el pulso en ataque. Así se llegó al final del tercer cuarto 50-41. Nueve puntos de desventaja y la sensación de haber desperdiciado la oportunidad de haberse metido en el partido, tras haber dejado al Barça en solo ocho puntos en ese cuarto.

Jackson anotó seis puntos seguidos para llevarnos a la prórroga

Quedaban diez minutos y en baloncesto todos sabemos que es mucho tiempo. Nuestro juego interior comenzó a funcionar a las mil maravillas en ataque. Hervelle - que estaba siendo un coloso en defensa- y Pollo con cuatro puntos cada uno lideraban un parcial de 2-10 que nos ponía a tan solo un punto (52-51). Pero Anderson y Lorbek estaban enchufados en ataque y todo hacía indicar que, pese al gran esfuerzo de los nuestros, Larry Montana no aparecería en todo su esplendor. A falta de un minuto, Ricky Rubio con dos tiros libres ponía el partido 68-62. Parecía que la historia acabaría ahí. Entonces, Jackson se rebeló y cambió el guión de la película. Tomó las riendas del equipo y esta vez sí acertó, dio con la tecla correcta para a tres segundos del final empatar el partido a 68. Prórroga y el Barça sin Ricky Rubio, eliminado por faltas.

Alan, la venganza se sirve fría

En el tiempo extra no ocurrió lo acontecido hace dos semanas en Gran Canaria. Una zona maniató a los de Xavi Pascual y unido a Jackson, emergió la figura de Kostas. El griego anotó dos triples en la prórroga, siendo el segundo de ellos la cerilla que incendió el Palau y el sello de un triunfo por 78-83 histórico y heróico que nos sitúa a tan solo un paso de playoffs.