martes, 26 de octubre de 2010

Pucela 68 BBB 60: Demasiado espesos para salir a flote del Pisuerga


Dicen que más vale tarde que nunca. Así que tarde, sí, pero aquí está la crónica piñera de nuestra derrota en Pucela. En un encuentro bronco, lento y aburrido, no fuimos capaces de superar a un Blancos de Rueda que llevó en todo momento el ritmo del encuentro y que consiguió que apenas tuviésemos opciones de correr. De esta forma, pese al buen trabajo defensivo de Bilbao Basket, el desacierto en la faceta ofensiva nos condenó a sufrir la segunda derrota de la temporada.

El inicio del partido no fue para nada alentador, los pucelanos encontraron fácilmente el camino hacia nuestro aro y con la aportación de los Slaughter o Van Lacke nos metían un parcial de salida de 7-2. Pollo y Mumbrú se echaban entonces el peso ofensivo del equipo a sus espaldas y un triple de este último nos acercaba a dos puntos (11-9). El Blancos de Rueda funcionaba a rachas en ataque y nos hacía mucho daño, entre Báez y Stanic lideraban un parcial de 7-0 que nos ponían ocho abajo (18-10) y que cortó Warren con una canasta para acabar el primer cuarto.

En el segundo cuarto llegaron los mejores momentos de nuestro equipo. Salieron a la pista más enchufados y, pese al triple de inicio de Isaac López, Mavro demostró por qué se está erigiendo como uno de los auténticos ídolos piñeros con cinco puntos a los que acompañaron tres de Janis y dos de Hervelle que establecían un aprcial de 0-10 y nos ponían por delante por primera vez en el partido (21-22). En ese momento se frenó nuestra progresión y Pucela volvió a hacerse con el mando del partido. Van Lacke nos hacía mucho daño y sólo los puntos desde la línea de personal de Jackson y Blums nos permitían irnos al descanso uno abajo (29-28). Para lo mal que se estaba jugando estábamos vivos.
No hubo forma de superar al Valladolid

Tras el descanso nada cambió, no conseguíamos correr y jugábamos a merced de nuestra defensa y esperando que Pucela no atinase. Los castellanos seguían encontrando el camino hacia el aro por rachas, mientras que en nuestro equipo eran Pollo, Mumbrú y Mavro los que permitían mantener el partido en un pañuelo. Así fue hasta a falta de cinco minutos para el final del partido, Warren enchufaba un triple que empataba a 58, ahí estaba el partido, en un puño. Entonces llegó el apagón, se nos fundieron los plomos por completo en ataque y entre Diego García e Isaac López nos mataban desde el triple. En esta ocasión no hubo respuesta y llegó la segunda derrota de la temporada, 68-60, en un partido muy malo, pero en el que hubo opciones hasta el final. Ahora toca ir a por Unicaja, a ver si Aíto muerde el polvo de una vez en Bilbao.

domingo, 10 de octubre de 2010

BBB 77 Power Rangers Valencia 70: Follow the leader,leader,leader


Amigo, no te preocupes. Los refrigerios previos al partido de esta mañana no te han hecho ver cosas extrañas, no des la vuelta a la clasificación porque es real. Somos líderes y nos hemos encaramado a lo más alto a lo grande. El día 10 del mes 10 de 2010 ha sido un día redondo, perfecto, de 10. Hemos inaugurado en competición oficial el Bilbao Arena, con un triunfo contra un equipo Euroliga y Tiburón nos ha hecho disfrutar como antaño. Entre canasta y canasta nos ha hecho montar en el Delorean de las grandes tardes de La Casilla. Del día de hoy sólo queda una incógnita...¿Dónde estaba la camiseta de Javitxu? En el techo no se ha podido ver.
El partido ha empezado al grito de "De-fen-sa, de-fen-sa" y en esa tesitura Rafa Martínez y Lischuk daban la única ventaja en el partido al Valencia (4-7). Las cosas estaban complicadas, Sonseca y Pollo hacían su segunda falta y ambos se iban al banco. Entonces apareció Mumbrú con cinco puntos consecutivos que nos pondrían por delante (11-7). Las defensas se imponían y ambos equipos sólo sumaban desde el tiro libre para llegar al final del cuarto 13-11.


Kostas empezó a imponer su ley. Foto: El Correo

El segundo cuarto fue brutal, los nuestros se soltaron en ataque y entre Tiburón, Warren y Vasileiadis destrozaban la defensa de los Power Rangers. Warren con un triple y Rancik con un mate empezaban a abrir distancias en el marcador (18-11). Era el inicio del show de Chris y Tiburón, Fisher también aportaba su granito de arena y la diferencia se iba a los once puntos (26-15). Poco después entró en pista Vasileiadis, y se sumó a la película del partido de repente y como protagonista. El preludio fueron dos asistencias y luego ya llegaron los puntos, de todos los colores, un triple, un tiro libre, un tres más uno y una canasta. Diez puntos que sirvieron para que los tres triples que lanzaron y anotaron solitos entre Cook y De Colo no mermasen la diferencia y llegásemos al descanso doce arriba, 45-33.

Tras el descanso, continuó la mejor versión de Warren, estaba infalible, veía el aro como una piscina, sólo las faltas le frenaron. Una antideportiva de Savanovic y una posterior técnica a Omar Cook hicieron que la diferencia se disparase hasta los 15 de diferencia (57-42). Teníamos el partido en un punto en el que podíamos romperlo y sentenciarlo, pero nos faltó instinto asesino y Valencia lo aprovechó. Poco a poco y con trabajo de hormiguita, fueron reduciendo la diferencia. Lischuk nos hacía daño por dentro y Simeón y De Colo le acompañaban. Una canasta del francés reducía bajaba la diferencia de los diez (59-50), pero una canasta de Fisher sobre la bocina nos mandaba al último cuarto once arriba, 61-50.

Los tiburones también se comen los aros, he aquí una muestra Foto: El Correo

Llegaba la hora de los valientes, la hora de la verdad y si algo tiene Tiburón es que es valiente, no se esconde, para bien o para mal. En mitad del atasco en ataque, Rancik era el que evitaba el colapso general. Aun así, Valencia se acercaba poco a poco, Lischuk, Savanovic y Javtokas nos hacían daño y De Colo con un triple nos los ponía de corbata a falta de poco menos de dos minutos (73-70). Luego en mitad del barullo de nuestro ataque apareció una mano, bendita mano la de Mavroeidis que palmeaba un balón que acababa pasando por el aro. Pudimos respirar y disfrutar del primer triunfo oficial en el nuevo Bilbao Arena. Que sea el primero de muchos, el siguiente ojalá sea el próximo sábado, cuando a las seis de la tarde queremos merendar merengue. El líder quiere merendar merengue y mantener su privilegiada posición. Cómo diría el encantador de perros ¿Quién es el líder? Al menos hasta el sábado podremos decir, "Bilbao Basket". A disfrutarlo.

domingo, 3 de octubre de 2010

Assignia Manresa 59 BBB 86: Dejamos helado el infierno del Congost

Grandísimo triunfo. Hoy los nuestros han roto el maleficio que teníamos en el Nou Congost y lo han hecho de forma contundente, pasando por encima de un Assignia Manresa que se ha visto superado en todo momento por la fuerte defensa del BB. De esta manera, la diferencia máxima de los de Katsikaris ha llegado hasta los 35 puntos. Ahora, sólo queda esperar que las buenas sensaciones que nos ha transmitido el equipo, tengan continuidad el próximo domingo en el Bilbao Arena contra el Valencia.

El partido comenzó con Larry Lewis imponiendo su ley en ambas zonas, cuatro puntos y un taponazo a Pollo lo hacían constatar. San Miguel además, dirigía al Manresa con mucha inteligencia y acierto y esto se tradujo en la primera entaja significatia de los catalanes (12-6). Pero Larry Lewis hizo susegunda falta y a partir de ahí todo cambió. Los nuestros se aplicaron en defensa, mientras que Sonseca y Marko cargaban muy bien el rebote ofensivo y hacían que tuviésemos varias segundas oportunidades. Mumbrú con seis puntos, Pollo con cuatro y Fisher con un triple, culminaban un parcial de 2-13 que dejaban el partido 14-19 al final del primer cuarto.

El segundo cuarto no pudo empezar mejor, Mavroeidis hacía un dos más uno que fue el aperitivo de unos buenos momentos de los nuestros. Rancik con una canasta ponía la máxima diferencia hasta entonces para el BB (18-28).Todo parecía controlado, pero un par de controvertidas decisiones arbitrales encendieron al Congost y al Manresa. Maxtor nos enchufaba un triple y luego San Miguel metía una canasta acompañada de dos faltas, una de Mumbrú y otro, ésta antideportiva de Rancik. Alarma. Por suerte, San Miguel sólo metió uno de los tres tiros libres de los que dispuso. Aunque una canasta de Alzamora hacía que sintiésemos el aliento de Manresa en nuestras nucas (26-28). Ahí demostró el BB que es un equipo duro. Marko y Mumbrú daban aire al equipo y Fisher con un triple devolvía el parcial y nos poníamos 26-38. Grimau con una canasta redujo un poco la diferencia y el marcador reflejaba un magnífico 30-40 al descanso.
Blums, junto a Mumbrú, rompió el partido en el tercer cuarto

El tercer cuarto fue simplemente magnífico. La zona que puso Katsikaris se le atragantaba a Manresa y los nuestros además se mostraron con un acierto espectacular desde la línea de 6,75. Mumbrú y Blums con dos triples cada uno rompían el partido y elevaban la diferencia a 18 puntos (36-54). No quedó ahí el acierto del BB, Blums estaba enrachado y hasta Rancik clavaba otro triple que ponía a los de Katsikaris 25 arriba. La defensa seguía siendo muy buena y el Manresa se ahogaba, sólo un triplazo sobre la bocina de Dani López rompía los esquemas de Katsikaris y el partido parecía visto para sentencia a falta de diez minutos (42-63).

Eso es todo un lujo en una pista que históricamente se nos ha dado tan mal como el Nou Congost y, además, si se hace con la baja de tres jugadores como Hervelle, Vasileiadis y Javi Rodríguez. En el último cuarto la defensa seguía estando muy seria y desde el buen trabajo defensivo se incrementó aún más la diferencia gracias a 7 puntos de Jackson y los triples de Mumbrú, Blums y Fisher que establecían un parcial de 6-20 y dejaban a los nuestros 35 arriba (45-83). Manresa aprovechó los últimos minutoss para reducir diferencias y tanto Mikel Úriz como Hampl disfrutaron de un minuto de juego. Al final, 59-86 y una importantísima victoria además de por el triunfo, por la manera en que se ha logrado. Sólo queda desear suerte a Manresa y nuestros amigos de Fora*Dubtes en esta campaña. Nosotros, a disfrutar del triunfo y a pensar en ganar a los Power Rangers el domingo en el Bilbao Arena.