miércoles, 15 de septiembre de 2010

Hoy se acaban 43 años de historia; ¡¡Agur La Casilla!!

Hoy el mundo del basket se despide de La Casilla, la Piña no será menos y también dirá adiós al vetusto pabellón. La Casilla dará hoy su último servicio al basket, volverá a encender los focos, desplegará de nuevo las canastas, y Bilbao Basket y Khimki serán los elegidos para anotar los últimos puntos que cierren una historia que se inició en 1967.
Han sido 43 años de alegrías y también de sinsabores, de este recinto que ha sido la casa de Águilas, Kas, Caja Bilbao o Bilbao Basket entre otros. La Piña la forman personas de diferentes edades, por ello, los recuerdos personales de cada uno pueden ser de diferentes épocas, pero también hay muchos recuerdos colectivos como los previos en el Fabián, los charlas con los jugadores a la salida o el haber formado parte de alguna iniciativa como la del mosaico para el primer partido europeo.
Pequeño, incómodo para el espectador, con pasillos estrechos y un parquet duro de narices, pero La Casilla es un lugar muy característico y peculiar. Su anillo sin cerrar y el ambiente que allí se crea, hacen de este recinto un lugar muy especial para jugadores y aficionados, ya que la distancia entre las gradas y la pista es mínima. Por esta cancha han pasado jugadores como Mark Simpson,Vandiver,Romay,Iturriaga,Navarro,Azofra,Splitter,Homicius o Sabonis entre otros muchos. Estos dos últimos visitaron La Casilla en Enero de 1987, en un Caja Bilbao-Zalguiris Kaunas, que es uno de los partidos más recordados por los aficionados.

Un jovencísimo Sabonis visitó en 1987 La Casilla. Foto: FVB

Esos fueron los momentos más esplendorosos del Caja Bilbao, con un clasificación para la Copa, incluida. Luego llegó el descenso y el "no" ascenso. El golpe definitivo a un proyecto. Entre medias, en 1992 el pabellón fue sede del Preolímpico de 1992 que decidiría los tres clasificados europeos para Barcelona 92. Lituania, Croacia y el Equipo unificado de la antigua URSS, lograron el pase para los J.J.O.O. Este, fue el último Preolímpico que se disputó, ya que, desde entonces, se utiliza el Eurobasket para dar las plazas para los Juegos Olímpicos.

La Casilla aguantó el golpe de la desaparición de Caja Bilbao y el Patronato Bilbao recogió el testigo como huésped de las instalaciones. En 1999, el pabellón recibió su bautismo europeo, pero, curiosamente no participaba ningún equipo de Bilbao. La Euroliga visitaba el botxo y los contendientes serían el Baskonia y Pau Orthez. En el año 2000, llegó Bilbao Basket al panorama baloncestístico y, cómo no, a La Casilla. Los cimientos del pabellón han visto crecer al club y verle llegar hasta cotas inesperadas. Desde LEB 2 a ACB entre 2000 y 2004 y, finalmente, el vetusto pabellón pudo ver a un equipo bilbaíno jugando competición europea . Fue el 2 de noviembre de 2008, día en que Bilbao Basket debutaba en Eurocup frente al Hemofarm serbio, los primeros puntos de la historia continental de Bilbao Basket los anotó nuestro jugador fetiche, Marko Banic. El día 30 de abril de 2009, el basket ACB pisó por última vez el parquet de La Casilla, fue en un BB 86- Fuenla 60, un triunfo que nos acercó a las playoffs en los que el Baskonia nos eliminó ya en el BEC.
¿Quién meterá la última canasta de la historia de este pabellón? Esta noche lo sabremos.Será el punto y final de una historia que dará paso a partir del próximo 24 de septiembre a otro recinto que, a buen seguro, también tendrá sus peculiaridades, pero que tiene muy difícil igualar el ambiente de La Casilla.