domingo, 30 de noviembre de 2008

Murcia-iBB: La Eurocup no deja resaca

¡Por fin ganamos en Murcia! Esta mañana, nuestros chicos han conseguido vencer en el Palacio de los deportes de Murcia, una cancha que se nos suele dar muy mal y en la que el año pasado, Jimmie Hunter con una genialidad nos dejó sin triunfo y con cara de tontos.
Lo bueno no es sólo el resultado, sino las sensaciones que el mismo ha dejado; Fred vuelve a parecerse al mejor Fred, Luke está enrachado, Marko y Javi siguen en su línea de juego y, en líneas generales, la Eurocup no deja resaca.

El partido comenzó mal para nosotros, un parcial inicial de 5-0 nos hacía presagiar algo malo, pero Luke y Blums con sendos triples nos quitaban esas malas sensaciones del cuerpo. A partir de ahí, igualdad, intercambio de canastas y errores que impedían que tanto unos como otros se distanciasen en el luminoso, por ello, se llegó al final del primer cuarto 18-17.

En el segundo cuarto, hiciimoes el primer amago de tomar el mando del partido, con un parcial de 0-7 nos pusimos 18-24, pero el Murcia reaccionó rápido y con Chris Thomas (Papichulo) liderando a los suyos, la diferencia quedó en nada y volvió a reinar la igualdad en el partido, tanto es así que se llegó al descanso con empate a 35.

El tercer cuarto fue la clave, apretamos aún más en defensa y en ataque estuvimos muy acertados, sobre todo Luke Recker quien a base de triples fue rompiendo poco a poco el partido, a Luke se unieron otros como Marko, quien en este tercer cuarto hizo un gran papel, aportando puntos y rebotes o Fred Weis, quien volvió a mostrarse insuperable en defensa y muy activo en el rebote.
Con un parcial de 12-28 en este cuarto, se dejó el partido sentenciado, llegando al último periodo 47-63.

Pero teníamos el mal precedente de Madrid, donde estuvimos a punto de tirar por la borda una ventaja preciosa, pero esta vez no hubo ni atisbo de reacción murciana, los chicos de Txus Vidorreta estuvieron metidos en el encuentro y no hubo lugar a la sorpresa, se llegaron a tener dieciocho puntos de ventaja, pero el triple final de Taquan Dean, dejó la renta en quince puntos para finalizar el encuentro 67-82. Ahora a Podgorica casi sin poder descansar y después a por el CAI en La Casilla, en un partido que puede mantener nuestra candidatura a disputar la Copa.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Victoria en Europa y a pensar en Murcia


Debut y victoria. Mejor imposible. Tras los nervios, las presentaciones, el Aurresku de honor y un intento fallido del mosaico preparado por la Agrupación de Peñas del Bilbao Basket el iBB comenzó su periplo por la Eurocup. El rival, el Hemofram serbio apenas fue rival para un equipo que jugando a tirones logró una cómoda y merecida victoria. El choque comenzó parejo pero rápidamente los bilbaínos lograron una renta de 12 puntos, 27-15 al final del primer cuarto.

Más por deméritos del rival que por merito propio el Hemofarm consiguió acercarse a 6 puntos mediado el segundo cuarto, aunque tras apretar atrás y gracias al acierto de Blums (19 puntos, 5/7 T3 y base titular por primera vez en la temporada) se logró de nuevo instaurar la decena de puntos de ventaja. Al termino de la primera parte el marcador reflejaba un 41 – 33.




Pero el Hemofarm, con Vukosavjevic como referencia, quiso presentarse en el último cuarto con opciones de victoria. Los serbios comenzaron a hacer la goma y cuando conseguían recortar distancias el acierto de Bilbao Basket volvía. Lograron ponerse a 3 puntos con pocos minutos por delante aunque el trabajo defensivo y las canastas fáciles del iBB fueron suficientes para doblegar al rival y colocarse como lideres del grupo H de la Eurocup gracias al 78-67 final. Entre los bilbaínos destacaron Blums y Weis, a los que estos partidos europeos pueden ayudar para que vayan cogiendo el nivel que de ellos se espera. Destacar el partido del serbio Vukosavjevic que terminó el choque con 25 puntos.

Ahora, a pensar en el CB Murcia.

El debut europeo ha quedado atrás y ahora toca pensar en la ACB. El Bilbao Basket visita la cancha de un Murcia con 3 victorias y que no pasa por buenos momentos. Aunque el recuerdo que se tiene de esa pista hace pensar en que la victoria no va a ser tan fácil de conseguir como se presupone. En los últimos dos años el Bilbao Basket ha salido derrotado del pabellón pimentonero. Hace dos años perdió en el que algunos creemos como el peor partido de baloncesto jamás vivido y el año pasado tras la canasta en el último segundo de J. Hunter. El Bilbao Basket viaja con la baja casi segura de Drago Pasalic, pero dispuesto a conseguir una nueva victoria.


Por otra parte, queremos felicitar a Salva Guardia ya que este próximo domingo disputará su partido 400 en ACB. Zorionak Salva y que sean mucho más

(Fotos: Baskerland)

martes, 25 de noviembre de 2008

We Feel Bilbotion



Hoy es el día D. El Bilbao Basket debuta a las 19:30 h en la Eurocup frente al Hemofram. El premio a la temporada realizada el año pasado ha llegado, tiempo de disfrutar, tiempo de darnos a conocernos y darnos cuenta de lo que este equipo es capaz de hacer.

Solo queda animar y enviar la mejor de las suertes para los nuestros. Gora Bilbao Basket. We Feel Bilbotion

lunes, 24 de noviembre de 2008

iBB-Penya: Cómo perder un partido metiendo cien puntos

Parece mentira, pero es un dato que no debe dejar indiferente a nadie, en 145 partidos de ACB, sólo en dos ocasiones hemos llegado a la centena de puntos y...¡en ambas hemos perdido!
La primera vez fue hace cinco temporadas en Girona, donde tras una prórroga y cuando veíamos el partido ganado, Terrel Myers nos clavaba un estratósferico triple sobre la bocina para dejarnos con cara de tontos y con un doloroso 109-107 en el marcador. La segunda, y, de momento, última vez, fue el pasado sábado, en el que no nos hizo falta ni prórroga para llegar a los cien puntos, pero nos encontramos un rival con un acierto estratosférico ante el que bien poco se podía hacer.

El partido comenzó con una exhibición ofensiva de Bracey Wright, que intentaba ser respondida por Control G, que el sábado volvió a demostrarnos que es un maestro del trabajo oscuro, algo que necesitábamos como agua de Mayo. Pero a poco que falles, las diferencias frente a un rival que se muestra infalible en el tiro, se suelen disparar y la Penya se mostraba intratable en el tiro de dos y sobre todo en el de tres, tal y como reflejaba la estadística con un demoledor 10 de 16 al descanso. Las canastas les entraban de todos los colores, triples sobre la bocina, con una mano en la cara, mates que se fallan y caen limpios al aro...era el día de los de Sito Alonso y no había quien les parase. Si a todo esto le sumas el desconcierto en momento de nuestro equipo y ciertas decisiones del señor Carlos Peruga, pues ves que a falta de dos minutos para el descanso pierdes 35-65 y en ese momento comenzó el arranque, con un parcial de 7-0 que reducía la diferencia a 23 puntos, "para maquillar" pensábamos algunos.

Gran tercer cuarto
"Para remontar" pensaron Vidorreta y los suyos, salieron con la camisa desabrochada, a pecho descubierto, para intentar morir matando y al son del ritmo loco imprimido por Blums y Seibutis y sumando de tres en tres con los triples de Recker, nos metimos en el partido, el mismo público que en algunos incomprensibles casos despotricaba de su equipo y abucheaba a algunos de sus jugadores, se encendía como nunca lo había hecho y creía en la remontada.
Con el público enfervorecido y el equipo dándolo todo, todo esto ante la pasividad e inoperancia de Sito Alonso, las diferencias seguían menguando llegándonos a poner a cuatro puntos a poco de finalizar el tercer cuarto (76-80).

Había partido, pero la Penya reaccionó y volvió a anotar con muchíisma fluidez, a pesar de todo, nosotros respondíamos a cada acción suya con otro de idéntico valor y llegó el momento clave, con cinco abajo Q tuvo dos tiros libres para acabar de meter el miedo en el cuerpo, pero los dos tiros libres no entraron y eso le dio confianza a la Penya, a la vez que las fuerzas de los nuestros acababan de agotarse, esto fue aprovechado por los catalanes para matar el partido y acabar ganándolo con solvencia 100-116.
La Copa se nos aleja, pero ahora toca pensar en Europa.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Real Madrid-iBB: Seguimos con alergia al merengue


Foto El Correo

No pudo ser, todos sabíamos que Vistalegre sería una pista muy complicada, aunque teníamos esperanzas dado que el Real Madrid no andaba muy bien. Pero las bestias despiertan y, por desgracia, a la bestia merengue, parece ser que le dio por despertarse frente a nosotros. Cargaron el rebote como siempre y recuperaron el acierto de los grandes días, sobre todo al principio del encuentro cuando nos fulminaron con un seis de siete en triples. Si a esto le sumamos que Plaza ha encontrado en Sergi Llull un auténtico base de garantías, pues pasa que pierdes de diez puntos contra el Real Madrid.

El partido comenzó, con un duelo de tú a tú, con una auténtica exhibición ofensiva de ambos equipos. Mientras el Real Madrid nos aniquilaba una y otra vez desde el triple, nosotros buscábamos "aguantar el chaparrón" y lo hicimos muy bien, tanto que, pese al acierto de los chicos de Plaza, llegamos al final del primer cuarto 23 a 20.

El segundo cuarto comenzó bien, con un triple de Recker empatamos a 25, entonces llegó el atasco en ataque, los nervios...y mientras tanto, el Real Madrid siguió con su velocidad crucero, de esta forma, nos endosaron un parcial de 13-0 que rompería el partido definitivamente. Una canasta de Salgado dejó la desventaja un trece puntos (47-34), al descanso. Todavía quedaba alguna esperanza de remontar.

Pero éstas se esfumaron nada comenzar el tercer cuarto, seguíamos "desenchufados" y el Real Madrid se aprovechó de ello para llegar a contar con 21 puntos de ventaja,pero pese a las dificultades, nuestro equipo demostró ser luchador como pocos y con Javi y Marko inspirados en el aspecto anotador,llegamos a ponernos a diez puntos a falta de cuatro minutos para que finalizase el choque, pero llegaron los de siempre a ponernos los pies en la Tierra y a recordarnos contra quién jugábamos.Foto El Correo

La fórmula utilizada fue el pitar a Drago Pasalic una antideportiva, por lo menos, muy rigurosa, total cuatro tiros libres más posesión para el Real Madrid, aniquilando así cualquier conato de remontada de nuestros chicos. Al final, logramos reducir un poco las distancias y volver a ponernos a diez puntos, donde estábamos cuando los señores de naranja recordaron a quién estaban pitando, para acabar 84-74.

Pero lo más importante estuvo fuera de la cancha, nuestra afición volvió a demostrar que está con el equipo y más de 50 valientes, obviaron el rival, el largo viaje y el madrugón que había que pegarse y acompañaron al equipo a Madrid.


Foto El Correo

Estuvieron animando en todo momento a nuestro equipo y demostraron que, muchas veces, 50 gargantas se pueden hacer oír más que 8000. Se oyeron cánticos de todo tipo "Pollo,Pollo, abusón", "Vamos Pollo, rico, a jugarte el tipo", "Bilbao Basket", "Defensa"... Estuvieron de 10 y dejaron el pabellón muy alto.

sábado, 15 de noviembre de 2008

Marko Banic en el DEIA


Fuente: DEIA


Con "B" de Banic


A sus 24 años, Marko Banic disfruta del baloncesto y de la vida en Bilbao. Lleva cuatro campañas como un' hombre de negro' y se ha convertido en uno de los referentes de la afición por su calidad y entrega en la cancha y por su sencillez y amabilidad fuera de ella.

érase una vez un niño que soñaba con ser jugador de baloncesto. Su padre le llevaba a ver los partidos del Zadar cuando este equipo era un grande de Europa y se enamoró de ese deporte y de esa camiseta. Hasta tal punto llegó su pasión que en la puerta de su dormitorio, donde pasaba horas y horas jugando con un balón como si de una cancha se tratara, colgó una leyenda con el nombre del club, el suyo y su número, el 13. Aquel niño creció y cumplió su sueño. Incluso ayudó al club de sus amores a conquistar un título liguero que no había alcanzado en 19 años. Luego le tocó buscar nuevos horizontes. Aterrizó en Bilbao y lo que parecía ser una estación de paso se ha convertido en su segunda casa, una ciudad y un equipo en los que no le importaría seguir muchos años. Colorín colorado, el cuento de Marko Banic como hombre de negro aún no se ha acabado. Y que dure.

Su infancia

Entre la pasión por el basket y los horrores de la guerra

Este ala-pívot croata de 24 años tiene muy claro cuál es su primer recuerdo referente al baloncesto. "Está relacionado con mi padre. Me llevaba a ver los partidos del Zadar cuando jugaba la Copa de Europa y a mi ciudad llegaban grandes equipos. Fue viendo esos encuentros en la grada donde empezó mi amor por el baloncesto. Comencé a entrenar más en serio en los años 1992 y 1993 y me empecé a enamorar de este deporte. En mi familia nadie jugaba, pero mi padre era un gran aficionado. Además, Zadar siempre ha sido una ciudad de baloncesto. Siempre fui del Zadar, siempre será mi club". Aunque en el colegio jugó también a voleibol, su niñez giró en torno a una pelota naranja e idolatrando a un compatriota. "Como todos los niños de mi edad de mi país siempre tuve como referente a Drazen Petrovic. Era una gran estrella, ganaba muchos títulos con el equipo nacional y luego se fue a la NBA. Era brillante, pero también era un gran trabajador. Aquella fue la época dorada del baloncesto en mi país y este deporte se vivía de forma muy distinta a la actual. Había mucha más gente en los pabellones y se jugaba un basket mucho más bonito porque había una regla según la cual los jugadores tenían que estar hasta los 25 o 28 años antes de salir del país y había mucha gente buena, lo que hacía de la Liga yugoslava una competición muy fuerte. Había muchas estrellas y los jóvenes teníamos grandes referentes", recuerda.


Pero mientras el baloncesto le aportaba ilusiones y sueños, la niñez de Banic se vio muy mediatizada por el horror de la Guerra de los Balcanes. Su voz denota una profunda tristeza cuando habla sobre ello. "Me tocó muy de cerca, ya que la zona de Zadar quedó muy afectada. Es un recuerdo que no quiero que se vuelva a repetir nunca más, ni en mi vida ni en la de nadie. Es muy duro ser un niño y tener que andar escondiéndote en casa mientras que los chavales de otros países están disfrutando de su infancia... Eso es muy duro. Nos tocó vivirlo a nosotros y me gustaría que no se repitiera nunca más. La guerra acabó en el 95, por lo que han pasado ya 13 años y a día de hoy no se siente que hubo un conflicto bélico. Hace años sí que se veía que aquello provocó muchísimos daños, pero ahora somos un país nuevo. La gente que pasa por Zadar ni imagina que allí hubo una guerra".

comienzos en el zadar

"Nunca fui una estrella, pero era un chaval muy trabajador"

"Creo que llegué a la cantera del Zadar en 1996, con doce años. Recuerdo perfectamente aquella época. Nunca fui una estrella, sino que era un chaval muy trabajador. Siempre quería hacer las cosas mejor que el resto, por lo que me obligaba a trabajar mucho en el club y también con mis amigos cuando jugábamos en el barrio. Siempre estaba con la pelota. Yo me lo he currado mucho y luego el baloncesto me ha devuelto mucho. En categorías inferiores llegué a jugar de alero e incluso de base, lo que me ha venido bien, ya que ahora tengo bastante buen manejo de balón, algo muy positivo para los jugadores interiores. Gracias a ello ahora también estoy capacitado para jugar de cara al aro", recuerda el croata, que guarda un gran cariño de su paso por el club de sus amores. "Para un jugador joven es muy importante que le den minutos y tenga la oportunidad de ganar títulos. Nosotros teníamos una atmósfera ganadora y lo cierto es que pasé años muy buenos en el Zadar. En mi última temporada allí, la 2004-05, ganamos la Liga, un título que el club no saboreaba desde hacía 19 años. Te voy a contar una anécdota. Cuando era pequeño colgué en la puerta de la habitación mi número, el 13, y el nombre de Zadar porque mi gran sueño era jugar en el futuro en ese equipo. Al final lo conseguí, hice mi sueño realidad y además gané un título que todo el mundo deseaba".

aterrizaje en la acb

"Mi primer año fue un fracaso, no estaba preparado"

Tras brillar en el Zadar, Banic llegó a la ACB en 2005. Le fichó el Akasvayu, club que aquel verano destrozó el mercado a base de talonario. Sin sitio en aquella constelación de estrellas, fue cedido el Bilbao Basket. "Siempre he querido demostrar a la gente de Girona que yo estaba capacitado para jugar en la ACB, pero ellos no sabían lo que yo valía. Se dedicaban a fichar nombres. Sí, me contrataron, pero ni siquiera llegué a conocer a nadie del club. En cambio en Bilbao la gente me apreció desde el primer día. Y eso que en la primera temporada lo pasé muy mal, pero pese a todo la gente creyó en mí. Tuve mucho apoyo. Para mí fue una buena decisión quedarme aquí, no me arrepiento. Me veo reflejado en Seibutis y Blums en lo referente a lo duro que es el primer año en la ACB, pero yo lo pasé aún peor. Estaba muy frustrado. Ellos no están jugando tan mal como yo. Lo mío fue un fracaso. Me costó un montón acostumbrarme a esta Liga. Yo era muy joven y me costó aclimatarme, pero poco a poco, a base de mucho trabajo y creyendo en mí, lo he conseguido. Yo llegaba de ser un jugador muy importante en el Zadar y cuando pasas a calentar banquillo nunca te sientes bien. Siempre es malo para la confianza, especialmente para los jóvenes. De todas formas he aprendido mucho y, como siempre digo, lo que no te mata te hace más fuerte".
evolución

"Debo mejorar y ser el referente del equipo junto a Salgado"

En las cuatro temporadas que lleva en Bilbao, la evolución del de Zadar ha sido brutal. Ha trabajado mucho, pero también concede gran parte del mérito a Txus Vidorreta. "Entrenar con él es duro, ya que es muy trabajador y un gran perfeccionista, siempre lo quiere todo perfecto. Él tiene mucha parte del mérito de mi progreso en la ACB. El primer año me puso en el banquillo porque admito que no estaba preparado para ofrecer las cosas que él quería, pero luego me cambió el chip y aprendí lo que él quería de mí. Ahora puedo decir que es un placer jugar para él, es un gran entrenador y yo creo que en Bilbao le tendríais que hacer un monumento. No merece ninguna crítica, ya que ha hecho mucho por este club. Que nadie olvide que lo cogió en LEB-2 y lo ha llevado a la Copa, al play-off y a Europa". El propio técnico de Indautxu añadió una pregunta al cuestionario de DEIA antes de empezar la entrevista. "Pregúntale por qué no mete 20 puntos y coge 10 rebotes en cada partido si le sobra calidad para ello". Responde el jugador. "Le agradezco que piense esto, pero esta Liga es muy dura. A veces te salen las cosas y otras no. Este año tengo que dar un paso al frente y ser el líder del equipo junto a Javi Salgado. Sé que tengo que afrontar esta responsabilidad. No sé si debo ser más egoísta en cancha, pero para eso hay que nacer. Yo nunca he sido un jugador de tirarme todos los balones. Si veo a un compañero en mejor posición siempre se la voy a dar. Desde pequeño mi padre me enseñó que hay que jugar en equipo".

Donde no tiene dudas es a la hora de destacar los apartados del juego que debe pulir. "Quiero mejorar en los tiros de tres. Creo que para un jugador de mi altura es importante dominar ese aspecto del juego. También quiero dar un paso adelante en defensa y llevar al equipo a hacer un buen año. En definitiva, ser más importante para el equipo".

futuro

"No me importaría quedarme muchos años en este club"

Banic acaba contrato al término de la presente temporada y teniendo en cuanta su rendimiento no le faltarán pretendientes, aunque él prefiere hablar en clave de presente. "Bilbao es un club que ha dado grandes pasos al frente desde el año en el que yo llegué, un club que tiene un bonito proyecto, muy interesante y, también muy importante, una ciudad en la que estoy muy contento. No me gusta hablar del futuro, pero te aseguro que para nada me importaría quedarme aquí mucho tiempo. Tengo muy buena relación con todo el mundo y me siento como en casa. Tengo todo para disfrutar de la vida y del baloncesto, algo muy importante".


relación con los aficionados

En la inauguración de la Peña "La Casilla"

"Para mí es un honor que me hayan dedicado la 'Piña' Banic"

Con el paso de los años, el croata se ha convertido en un ídolo para la afición y cuenta con su propia peña, la Piña Marko Banic. "Es un gran honor para mí, siendo extranjero, tener una peña con mi nombre, ver que hay gente que te respeta y te ama tanto fuera de tu país. Son unos cracks y yo agradezco muchísimo todo el apoyo que me dan. Ojalá les demos este año todas las alegrías que se merecen, porque tengo que reconocer que nunca he sentido tanto cariño como el que siento ahora en Bilbao. Tengo bastante relación con ellos, solemos hablar, tomamos algo... Es gente muy maja".


La inauguración de "La Piña"

fuera de la cancha

"Soy como un niño y me relajo mucho estando cerca de la mar"

Cuando no juega a baloncesto, el croata se considera un tipo de lo más normal. "Soy como un niño. Vivo aquí con mi mujer y me gusta pasar mucho tiempo con ella. También es importante que Drago Pasalic esté en el equipo, ya que es mi mejor amigo del mundo del baloncesto. La verdad es que nuestra vida es bastante monótona, aunque hemos conocido la zona de Donostia, que es muy bonita. Ahora vamos más a Getxo, donde hay un bar que nos gusta mucho, o a Sopelana. Nos relaja mucho el mar, ya que somos gente de costa. Me gusta ir a esos sitios el día antes del partido para tranquilizarme. También conozco Bakio, Bermeo... Son zonas muy guapas. Bilbao también está bien. Tienes la ría, tienes montaña... Lo que no me gusta es la industria que hay, ya que hace que la vista sea algo más fea. Al principio tampoco me gustaba la lluvia casi constante, pero tras cuatro años aquí ya me he acostumbrado, no quedaba más remedio", asegura

En una batería de preguntas rápidas, asegura que la persona que más le gustaría conocer es a Michael Jordan -"en los Juegos Olímpicos conocí a Kobe Bryant y a LeBron James, por lo que estaría bien conocer ahora al mejor jugador de la historia del baloncesto"-, su actriz favorita es Julia Roberts, como actor se queda con Sean Connery, aunque como es un gran amante de las películas del Oeste nombra también a Clint Eastwood; no tiene una película favorita pero es un fanático de la serie Seinfeld -"tengo todas las temporadas en DVD y puedo ver muchísimos capítulos al día"-; le gusta la música dance y nombra Guru Josh Project, de Infinity 2008, como tema favorito; se decanta por la comida italiana, sobre todo por los spaghetti boloñesa, a la hora de sentarse en una mesa; y reconoce que le gustaría conocer Miami, ya que casi todas sus vacaciones las pasa en Zadar. En cuanto a los deportes que le gustan, destaca el fútbol. "He estado muchas veces en San Mamés, la última vez contra el Barcelona. Siempre que hay un buen partido y puedo ir lo hago. Me encanta el ambiente, estoy enamorado de esa atmósfera. De niño era del Real Madrid, un club que respeto mucho, pero al llegar aquí vi el amor que la ciudad siente hacia el Athletic y me reconvertí. Ahora soy un fan rojiblanco. Este año no vamos a bajar. Somos una institución y encontraremos una forma de resistir. Sacaremos la situación adelante. Hay buenos jugadores y un buen entrenador y aunque el arranque de campaña no ha sido bueno saldremos adelante".


pasión por el motor

"Cuando me retire me dedicaré a algo referente a los coches"

Si hay algo en este mundo que fascina al de Zadar aparte del baloncesto, eso es el mundo del motor. "Los coches son mi gran pasión, me relajan de todo lo que envuelve al baloncesto. Cada vez que estoy nervioso cojo el coche, doy un par de vueltas por Bilbao y ya me siento más tranquilo. Igual la gente no entiende esta gran pasión que tengo. Es más, después del baloncesto me gustaría dedicarme a algo referente a los coches, aunque todavía no sé a qué. Tengo un Audi RC4, un coche muy deportivo. Lo echo mucho de menos, ya que ahora está en Croacia, pero dentro de poco viene mi padre y me lo va a traer. Lo tengo muy bien preparado, viene muy bien equipado y lo cuido mucho. Me gusta la Fórmula 1, pero ahora no la sigo mucho, ya que me parece muy monótona. Me gustó la era de Michael Schumacher, que era mi piloto favorito, ya que soy Ferrarista. Ahora prefiero los rallys. Siempre he dicho que esos chicos son unos artistas por conducir a esas velocidades por esas carreteras tan complicadas. Nunca me he subido a un coche de competición, aunque me gustaría. Sí que me he montado en un kart. Fue en Güeñes. Estaba como un chiquillo, con una sonrisa de oreja a oreja. Fuimos la pasada temporada todo el equipo. Ganó Marcelinho, yo hice segundo y Javi tercero. Como peso unos 30 kilos más que él tenía mucha ventaja en las rectas y no podía pararle", dice entre risas.


link

lunes, 10 de noviembre de 2008

La Piña viaja a Madrid

Con motivo del partido que jugará el iBB este domingo contra el Real Madrid, La Piña vuelve a la carga en el Tour de esta temporada para animar al equipo y a Marko.
Aprovecharemos el viaje que organiza la peña Hirukoa y que algunos de nosotros vivimos en la capital.
¡¡Nos vemos en Vista Alegre!!

Victoria contra el Cajasol con mucho camino por recorrer.

Victoria. 4-3. Weis que parece resurgir. Y un gran primer cuarto. Eso y el ya casi clásico partidazo de Salgado fueron las únicas notas salvables del partido. (Que Pollo haga 11 5 con tiros importantes acertados, pues ya es rutina) El choque ya desde el principio dejo claro que iba a ser un equipo ordenado vs una anarquía. ¿Dónde estaba el 5º jugador del Cajasol durante el minuto de silencio? Cada uno allí iba por libre y solo Ignerski y los tiros finales de Rivero mantuvieron al equipo luchando por el partido, eso sí; merced a los peores momentos del Bilbao Basket.

El partido comenzó cómodo para el iBB. El equipo funcionaba muy bien y moviendo el balón con mucha facilidad. Fueron los mejores momentos del domingo. Gracias al acierto en ataque y unas defensas más que decentes el primer cuarto acabó con un 24 -11 a favor del Bilbao Basket. El partido tenía buena pinta. El segundo cuarto comenzó con un pequeño atasco en ataque aunque con defensas fuertes, tras un parcial de 12 a 5, la ventaja del Bilbao Basket era de 14 puntos. Aunque un atasco en defensa trajo un nuevo parcial, esta vez en contra; de 0 a 10. Al descanso se llegó 37-29 favorable a los locales.

Foto de Baskerland

Si este segundo cuarto fue algo peor que el comienzo del partido, el tercero fue directamente de Juzgado de Guardia. El iBB se complicó el choque y comenzaron los ataques caoticos, los nervios a la hora de tirar, el hierro de los aros, aunque a nivel defensivo el equipo aguantaba, gracias en parte a que Weis comenzó a hacer eso que mejor sabe hacer, ser el amo de la Zona. Aún así el Cajasol fue recortando distancias paulatinamente hasta colocarse con 50-47.

El arreón del Cajasol no despertó a los de negro, que encima se atascaban contra la zona sevillana. La tensión subía en la Casilla y con empate a 56 Quincy Lewis cayó lesionado en la lucha por un balón. Malas noticias para los bilbaínos. Aún así, el equipo supo responder y con empate a 58 Savovic encestó un triple que servía para desatascar y quitarse los miedos. Bilbao Basket llegó a dominar de nuevo en el marcador con bastante holgura. (64-58 a falta de 2 minutos) Con un gran trabajo de Salgado, Banic y Seibutis; que cada día está pidiendo más minutos de juego. Aunque de nuevo aparecieron los nervios. Rivero con 7 puntos consecutivos colocó al Cajasol a 3 puntos, aunque finalmente los locales supieron mantener la calma y gracias a una perdida del base sevillano a menos de 10 segundos del final se llevaron la victoria. Una nueva muesca. Otra más para la buchaca. Y aún parece que nos queda mucho recorrido.

jueves, 6 de noviembre de 2008

La Piña en Facebook

Nos hemos modernizado y La Piña ha abierto su "sitio" en Facebook para hacer amiguitos.
Si quieres encontrarnos alli: PULSA AQUI

domingo, 2 de noviembre de 2008

iBB 79-Bruesa 70: Pulsamos Control+G y encontramos el triunfo

Volvemos a paladear el dulce sabor del triunfo, además condimentado con toda la pimienta que tiene siempre un derbi. En un encuentro duro, en el que el Gipuzkoa Basket no nos lo ha puesto nada fácil, hemos sabido sacar el partido adelante a pesar de las bajas de última hora de Fred y Savo.

Afortunadamente, otros han dado un paso adelante y han sabido ocupar bien el lugar de nuestros lesionados, sobre todo el de Fred, un hombre que es tan importante en la pintura.
El primero en coger el toro por los cuernos ha sido Salva Guardia, que con su carácter, su contundencia y su fortaleza física se ha adueñado de ambas zonas, de esta forma al final del primer cuarto "Control-G" llevaba seis puntos y había sido la referencia del equipo. Mientras, Luke, seguía ansioso y, para colmo la suerte le daba la espalda, ya que el aro le "escupió" un par de tiros que, en condiciones normales, deberían haber entrado. Así las cosas se llegó al fin del primer cuarto 17-15, tras haber dilapidado una ventaja de hasta siete puntos.

En el segundo cuarto, continuamos jugando a tirones, Luke empezaba a vencer su afrenta contra el aro, al anotar su primera canasta y Salva Guardia con un dos más uno nos volvía a poner cinco puntos arriba (26-21), pero nos entró la "pájara" en ataque y esto fue aprovechado por el Bruesa para gozar de sus únicas ventajas en el encuentro, 26-27 y 30-31, entonces, apareció Javi Salgado, quien con nueve puntos seguidos, nos hizo llegar al descanso tres puntos por delante (39-36).

Tras el descanso, apareció la bestia anotadora que Luke Recker lleva dentro, y lo hizo para dinamitar el partido con catorce puntos y cuatro triples en el tercer cuarto para locura y alboroto de gran parte del Bizkaia Arena. Pero no sólo atacando se ganan los partidos y se mantuvo la seriedad defensiva, esto hizo que la diferencia en el marcador se disparase y se mantuviese constantemente sobre la decena. Este gran tercer cuarto lo redondeó, su principal protagonista, Luke Recker, con un triple que dejaba el partido 62-50 a falta del último cuarto.

Bruesa debía de salir a morir en estos últimos minutos y se llevó la primera en la frente con el triple de Blums, canasta de tres que nos ponía quince puntos por encima (65-50). Los de Pablo Laso, lo siguieron intentando, pero la buena dirección de Salgado, el trabajo sigiloso de Marko (14 puntos y 7 rebotes sin hacer ruido) y la constancia de Salva Guardia nos llevaron a vivir un final de partido sin sobresaltos, un tiro libre de Luke dejó el marcador 79-70. Recker recupera la puntería y con ello la sonrisa y todos volvemos a disfrutar de una victoria.